En El Universal, la periodista Katia D’Artigues, escribe que: “me llega una nota indignada de un personaje del cual no tengo la menor duda; una fuente irreprochable. ‘Me lastima que hasta eso se niegue’, dice su breve nota manuscrita. Medina Mora y Peña, en todo caso, fueron compadres. El ahora candidato a la Suprema Corte de Justicia de la Nación bautizó al pequeño Luis Enrique, hijo que tuvo con Yessica de Lamadrid Téllez y quien murió en enero de 2007, al año de nacido y a semanas de diferencia de otra muerte importante en la vida de Peña, la de su primera esposa, Mónica Pretelini. Es más, según relata el libro Las Mujeres de Peña de Beto Tavira, Medina Mora —entonces Secretario de Seguridad Pública— fue clave en acercar al médico militar que operó al pequeño de hidrocefalia antes de que muriera por un cáncer”. (En sinembargo.com)