El exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve.  Foto: Miguel Dimayuga
El exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve.
Foto: Miguel Dimayuga

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La dirigencia estatal del PRI designó este miércoles a 21 candidatos a diputados locales, algunos de los cuales son señalados por sus presuntos vínculos con el narcotráfico.

El reparto de candidaturas estuvo encabezado por diversos grupos políticos, uno de ellos el representado por el diputado federal Manuel Añorve Baños, quien acaparó cinco de los seis distritos que conforman el municipio de Acapulco.

Otro es el de los ex gobernadores René Juárez Cisneros y Rubén Figueroa Alcocer, quien colocó a su principal operador político, Héctor Vicario Castrejón, y a alcaldes de la Costa Grande y Costa Chica.

El senador perredista Armando Ríos Piter se acercó al PRI y en las negociaciones con la cúpula tricolor se adjudicó dos distritos, Chilpancingo y Acapulco, en los que postuló a María Luisa Vargas y Eduardo Cuevas, respectivamente, a través de las siglas del PVEM.

Al igual que el PRD, los grupos de poder del PRI han postulado a candidatos a diputados locales con perfiles oscuros, en su mayoría alcaldes con licencia vinculados al narcotráfico.

Incluso las esposas de algunos de ellos fueron registradas para cumplir con la cuota de género, situación que refleja la indiferencia de la clase política frente a la crisis política y social que se vive en la entidad, luego de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

A pesar de que ese caso exhibió el nivel de infiltración y complicidad de autoridades de los tres niveles de gobierno con el narcotráfico, lo que ha llevado a los padres de los normalistas a exigir la cancelación de las elecciones en Guerrero bajo el argumento de que la clase política representa a la delincuencia, las cúpulas del PRI y el PRD le apuestan a reeditar la elección de 2012, donde ambos partidos triangularon posiciones y postularon a cargos de elección popular a personajes ligados al narcotráfico.

La mayoría de los candidatos del PRI a diputados locales destacan no por su perfil profesional o trayectoria política, sino por los señalamientos públicos e informes del gobierno federal que los vinculan con el crimen organizado.

En el distrito 11, con sede en Zihuatanejo, fue designada Emma Suazo Figueroa, esposa del alcalde priista de Petatlán, Jorge Ramírez, señalado por sus presuntos nexos con el grupo delictivo que encabeza el cacique ganadero preso por narcotráfico, Rogaciano Alba Álvarez.

La propuesta del Revolucionario Institucional para el distrito 15, con sede en San Luis Acatlán, es el alcalde con licencia de Azoyú, Luis Justo Bautista, hijo de Luis Justo Herrera, cacique de la Costa Chica vinculado por el gobierno federal con el cártel de los hermanos Díaz Parada de Oaxaca y señalado como pistolero del exgobernador defenestrado, Ángel Aguirre Rivero.

En el distrito 17, de Coyuca de Catalán, fue postulado el alcalde con licencia de San Miguel Totolapan, Saúl Beltrán Orozco, también señalado por sus nexos con una banda criminal que opera de manera impune en esa franja de la región de Tierra Caliente.

María Delgado Martínez, esposa del alcalde de Tlapehuala, Evelardo Wences, quedó registrada en el distrito 18 con sede en ciudad Altamirano, en tanto que el alcalde con licencia de Eduardo Neri, Ignacio Basilio, vinculado con el grupo delictivo de Los Rojos, quedó como candidato a diputado local por el distrito 19.

En el distrito 23 fue designado Héctor Vicario Castrejón, otro personaje señalado por sus nexos con el narcotráfico y principal personero del exgobernador Rubén Figueroa Alcocer.

En el distrito 24, con sede en Tixtla, el PRI nombró al alcalde con licencia de Quechultengango, Antonio Navarrete Cortés, acusado de proteger a la banda de Los Ardillos que dirige la familia del presidente del Congreso local, Bernardo Ortega.

En el distrito 25 de Chilapa quedó la actual síndica Flavia García, propuesta por el alcalde de ese municipio, Francisco Javier González García, quien fue descartado porque supuestamente protege a operadores de Los Rojos en la zona de la Montaña baja de la entidad.

En el distrito 2 va otro alcalde con historial oscuro: Eusebio González Rodríguez, del municipio de Olinalá.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=399406