Entre otros pendientes por solventar en el sector salud está el de algunos centros de salud que no certificó la Secretaría de Salud del gobierno federal porque no reúnen los requisitos que se exigen, entre estos están los de Cuichapa, Omealca y Potrero, en el centro de la entidad, pero en el sur y norte de la misma priva la misma situación porque incumplen con los requisitos, como instrumentos de curación, medicamentos, personal médico y edificios en buen estado. Se sabe que la federación mandó los recursos para que se cubriera lo necesario en los centros de salud, pero jamás llegaron a su destino final.