amuleto2

Los amuletos se hallan íntimamente ligados a la naturaleza, los elementales y las energías universales.
En principio obedecían a los temores propios del desconocimiento del mundo y sus peligros, y paulatinamente se han transformado y evolucionado para convertirse en guardianes de las diversas áreas espirituales, materiales, psicológicas, emocionales y mentales de la humanidad.Son sencillos de elaborar y tienen diversas funciones. Han acompañado a los seres humanos desde tiempos inmemoriales y les han aportado seguridad y tranquilidad.

Si se logra comprender que los amuletos son una extensión extrínseca de nuestros propios mecanismos energéticos de protección, resultará muy sencillo elaborarlos y lograr que cumplan su función.

Es importante observar que, después de determinado tiempo (por lo general de seis meses a un año) pierden sus cualidades y se recargan de las energías que repelen, entonces resultan nocivos para su portador; por lo cual se recomienda deshacerse de ellos, descargarlos, o reemplazarlos cuando ya no se necesiten.

Es importante tener en cuenta que nunca se deben obsequiar amuletos utilizados a otra persona, ya que como se ha indicado son una extensión de los mecanismos personales de protección energética y por tanto le son útiles solo a su dueño original; en manos de un segundo portador es probable que no funcionen o contaminen la energía de la persona, provocando efectos opuestos a los esperados.

Cómo fabricarlos

Los amuletos deben permanecer en contacto con su dueño, algunos directamente contra la piel, otros ocultos bajo la ropa o dentro de ella, entre la billetera o en un bolsillo determinado; y en algunas ocasiones en la cama o bajo la almohada. En la mayoría de los casos, con el fin de protegerlos y evitar que los vean o entren en contacto con otras personas, es recomendable guardarlos en un saquito o bolsa para amuletos.

Estas bolsas se deben elaborar con un material natural (se recomienda no utilizar pieles de animales y menos si están en peligro de extinción) como lana virgen tejida, papel vegetal, tela de algodón, terciopelo o fibras naturales.

Para hacerlo, corte un rectángulo de una sola pieza, cosa dos de sus lados, deje un extremo abierto; una vez lo llene con los elementos requeridos, cosa el lado y átelo con una tirilla de hilo o cinta.

Tipos de amuletos

A continuación encontrará una guía sencilla para que fabrique su propio amuleto.

Amuleto de protección en los viajes   Sumerja tres piedras de río en un recipiente de cristal con agua de río, expóngalas a la luz de la Luna llena por tres días, al cuarto déjelas durante una hora a los rayos del Sol del mediodía, retire las piedras y vierta el agua en una planta, envuélvalas en un paño blanco y guárdelas por siete días en un lugar oscuro.

Compre tres velas (una violeta, una azul y una blanca) únjalas con aceite de canela y sándalo para proteger al viajero, el séptimo día encienda las tres velas formando un triángulo y coloque sobre el paño blanco las piedras en el centro, ilumine las piedras durante una hora; entretanto prepare un saquito para amuletos, de color azul y coloque dentro de él tres astillas pequeñas de canela; tome la primera piedra y sosténgala en la parte posterior de su cuello, mientras se concentra en cargarla con energías de protección.

A continuación deposítela en el saquito; ejecute el mismo procedimiento con la segunda y la tercera piedra, pero sobre el pecho y la cabeza; una vez introduzca las tres piedras en el saquito cosa la abertura y guárdelo en un lugar en el que nadie pueda tocarlo; llévelo con usted, cerca al corazón, cuando viaje. Si desea puede hacer una oración durante el proceso de elaboración o carga del amuleto; en tal caso debe repetirla al iniciar cada viaje.


Llévelo en uno de los bolsillos izquierdos de su ropa cuando acuda a una cita o reunión de negocios. Si desea puede orar mientras carga el amuleto a los rayos del Sol.

Amuleto de protección en eventos deportivos y competitivos Hierva en un crisol agua de manantial, tres cristales de cuarzo blanco, astillas de canela, cera de abejas, hojas de laurel, una cucharada de tierra virgen y un trozo de corteza de madera de roble o pino, deje enfriar el preparado y cuélelo, viértalo en un bol de cristal, sumerja en este líquido los cordones de sus zapatos deportivos, una prenda del uniforme que va a utilizar o las cin-

tiIlas de recoger el cabello, expóngalo por siete minutos a la luz de la Luna creciente de la media noche (preferiblemente en una época que no sea de lluvias); al día siguiente retire del agua el objeto que haya utilizado como amuleto, enjuagúelo en agua limpia y póngalo a secar a la luz del Sol; guárdelo y utilícelo con su uniforme el día de la competencia.

Consiga una hoja de parra, una de olivo, una de laurel y una de naranjo; seleccione ocho granos de arroz, ocho lentejas, ocho semillas de mostaza y ocho granos de maíz; mezcle en un cazo de madera canela molida, nuez moscada en polvo, pimienta negra molida y arena, agregue arcilla, algunas gotas de miel y de agua de lluvia hasta formar una pasta compacta; mezcle la pasta con el arroz, las lentejas, las semillas de mostaza y los granos de maíz.

Tormando una bola; expóngala a la luz del Sol hasta que se compacte y se seque, envuélvala en las hojas y métala en un saquitoverde o violeta; guarde por ocho días el saquito en el mismo lugar en que guarda el dinero o los documentos de sus negocios. Al octavo día expóngalo a los primeros rayos del Sol, posteriormente, sosténgalo entre sus manos mientras se concentra en cargarlo con energías de protección económica y de prosperidad.

Amuleto de protección en eventos y reuniones Entierre un anillo de oro en un recipiente de cristal que contenga una mezcla de pimientas (roja, verde y negra) molidas, exponga el recipiente siete días y siete noches a la luz de la Luna y del Sol (en época de Luna nueva), desentierre el anillo al octavo día y sumérjalo en un recipiente de crista! que contenga agua pura (ojalá lluvia) con siete gotas de aceites florales de rosa, de jazmín y de sándalo.

Guarde el recipiente siete días en un lugar oscuro y seco, saque el anillo al octavo día y átelo a un cordón de aigodón, cuélguelo al aire libre siete horas; a la octava hora retírelo del cordón y expóngalo a la luz de siete velas blancas (arme un círculo con las velas y coloque el anillo en el centro; prepare un saquito para amuletos (blanco, preferiblemente, de aigodón) y después de limpiar cuidadosamente el anillo con un paño de algodón, guárdelo en el saquito junto con tres monedas antiguas; cuando vaya a asistir a una fiesta y desee protegerse utilice el anillo, al regresar lávelo con agua limpia y déjelo toda la noche entre un recipiente de cristal con agua, a la luz de la Luna; a la mañana siguiente guárdelo de nuevo.

 

Amuleto de protección en situaciones negativas En un campo con sembrados de flores, recoja a la madrugada (antes de los primeros rayos del Sol) el rocío de los pétalos y las hojas, en un frasco pequeño de cristal, coloque dentro una semilla de mostaza, una de anís, una de uva negra y una de trigo; ponga también una raíz de mandragora y una astilla de canela; exponga este recipiente a la luz del Sol (del amanecer) en el mismo campo con sembrado de flores y llévelo con usted siempre.

 

Amuleto de protección contra los malos deseos Prepare tres saquitos de amuletos (uno verde, uno violeta y uno rojo) introduzca el rojo entre el verde, y estos dos entre el violeta. Compre tres nueces y derrita en un cazo de metal cera de abejas, miel y una vela de sebo; sumerja la mitad de cada nuez en los materiales derretidos y déjelas secar sobre una hoja de plátano.

Ponga sobre un plato blanco las tres nueces a la luz de la Luna (en cuarto creciente) al día siguiente, escriba con un alfiler su nombre en una de las nueces, su fecha de nacimiento en la otra, y su apodo o sobrenombre en la tercera; introduzca las tres nueces en los saquitos y cúbralas con canela y semillas de mostaza; selle el saquito cociéndolo o atándolo con un cordón blanco. Llévelo siempre con usted, cerca de su cuerpote.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.consultorioesoterico.com/como_elaborar_tus_propios_amuletos.html