Ahora que se festejó el 209 aniversario del natalicio de don Benito Juárez, en los discursos del presidente de la república allá en la ciudad de México y del gobernador Duarte de Ochoa, acá en la aldea, se enfatiza el patriotismo del benemérito, su entrega a los intereses de la patria, su “entrega al Derecho y amor por la libertad”; siguiendo a Juárez el gobernador Duarte convocó a sus colaboradores a seguir la vía del gigante de Guelatao: “Su ejemplo nos guía hoy para continuar por la senda de las grandes transformaciones, de la integración, la justicia y el progreso. Veracruz rememora a Juárez en este aniversario, como los grandes liderazgos que hicieron posible a nuestra nación”. Hubo una coincidencia más entre los discursos del presidente y de Duarte de Ochoa: en ambos textos nada se habla de una de las características más destacadas del pensamiento y obra juaristas: la honradez en el desempeño del servicio público, la austeridad en su conducta personal y sus actos de gobierno. Pero, no faltará quien apunte que no necesariamente tiene que hacer lo mismo.