Por Aurelio Contreras Moreno
02 de marzo de 2015

Hasta los priistas se ruborizaron con la lista de candidatos a diputados federales de su partido por la vía de la representación proporcional.

El mismo partido que hace unos meses propuso una  consulta popular (desechada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación) para desaparecer 100 escaños plurinominales en la Cámara de Diputados, a la hora de confeccionar su listado de aspirantes a llegar a San Lázaro por esta vía nos demostró por qué sí deberían eliminar de una vez por todas a los llamados “diputados de partido”.

La lista de plurinominales del PRI es un compendio de simulación, pago de cuotas, influyentismo, y en algunos casos muy particulares, de franca burla a la sociedad mexicana.

El caso que más ha llamado la atención es el de la comediante Carmen Salinas, conocida en el medio artístico como “La Corcholata” por un personaje que hizo popular en la época de las películas mexicanas de ficheras. Fue colocada en el cuarto lugar de la lista de la Cuarta Circunscripción, con lo que tendría asegurada una curul en la próxima Legislatura federal. El vivo ejemplo de la más grotesca caricaturización de la política.

Pero no es el único caso. En esa misma circunscripción fue postulada para una diputación plurinominal Guillermina de la Torre Malváez, dirigente de pepenadores y madre del ex dirigente del PRI en el DF Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, sobre quien pesan acusaciones por explotación sexual de mujeres usando la estructura del partido.

¿De verdad en el PRI no hay mujeres valiosas, preparadas, con conocimientos y experiencia legislativa? ¿Qué no las diputaciones plurinominales son la vía para que lleguen al Congreso de la Unión los mejores legisladores, aunque no sean un imán de popularidad?

Por lo demás, el resto de las candidaturas reflejan la arcaica cultura priista de hacer círculos viciosos, donde son los mismos representantes de los mismos grupos los que ejercen el control en el Congreso de la Unión. Así, mientras Manlio Fabio Beltrones va de salida de la Cámara, su hija Sylvana Beltrones Sánchez llegará a San Lázaro sin mover un dedo y para conservar ese coto de poder.

Lo mismo sucede con la postulación de César Camacho Quiroz, Ivonne Ortega y David López Gutiérrez, que representan directamente los intereses del presidente Enrique Peña Nieto, y que ante una eventual caída del PRI en las preferencias electorales que no le permita tener la mayoría en la Cámara, serán los encargados de defender las propuestas del Ejecutivo federal.

Estas listas serán definitivas hasta que el PRI las registre legalmente ante el Instituto Nacional Electoral. Pero se antoja difícil que vayan a darse mayores modificaciones. Los acuerdos cupulares para repartir espacios entre los sectores priistas parecen estar amarrados.

Cito al director de la revista etcétera, Marco Levario Turcott, quien en una frase englobó perfectamente lo que representa esta lista de candidatos plurinominales: “como una corcholata, así valora el PRI el trabajo legislativo”.

Tal cual.

 

Duartismo-fidelismo, borrado

 

Salta a la vista que en la elaboración del listado de plurinominales, no entró en ninguna posición relevante algún miembro de la clase política gobernante en Veracruz. Lo más cercano a eso es el carísimo (e inútil) asesor del gobernador Javier Duarte, Enrique Jackson. Pero él fue postulado por la Primera Circunscripción, como espacio para Sinaloa, de donde es originario. Ojalá y ya deje de seguir sangrando al erario de la entidad.

Los únicos dos veracruzanos con posibilidades reales de llegar a San Lázaro por esta vía son el subsecretario de Marina, Carlos Federico Quinto Guillén, cuya inclusión obedece más bien a un acuerdo con las fuerzas armadas, y Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, miembro del sector rural de este partido.

Y lo que era previsible. La supuesta inclusión de Fidel Herrera entre los plurinominales fue uno de los clásicos borregazos engañapendejos de los que suele soltar el ex gobernador.

 

Contacto:

Email: aureliocontreras@nullgmail.com

Twitter: @yeyocontreras