El cambio de candidatos que el PRI hizo en Boca del Rio es, por lo menos, intrigante, porque al menos “técnicamente” Carolina Gudiño no pertenece a ese distrito, aunque electoralmente este validada por el domicilio que tenga registrado ante el INE. Llama la atención porque, si bien Pazos era uno de los llamados para perder, Carolina no anda tan lejos de esa posibilidad, entonces ¿Cuál será la causa eficiente de esa candidatura? Una podría ser la equidad de género, pues así cubriría ese frente sin desentonar en otros distritos en los que es competitivo y de cualquier manera la ex alcaldesa rescataría algunos votos que sumaría al PRI. Pero ¿por qué se presta ella a ese juego? Primero porque quien se lo ordenó es quien la sacó del anonimato para proyectarla políticamente y le debe cuanto en este orden ha logrado y, segundo, porque no cae nada mal una ganancia extra más lo que pudiera venir. Por supuesto, es una especulación pero ya veremos hasta dónde pudiera ser cierta esta hipótesis.