Son tiempos de campaña electoral, por esta razón debe tomarse con mucha cautela todo lo que expresen los actores políticos, como la denuncia por malversación de fondos que dicen los panistas que van a presentar debido a que el gobierno no ingresó en su totalidad la recaudación por concepto del impuesto del dos por ciento a la nómina recaudado durante los años 2009-2013. Así lo aseguró el diputado Julen Rementería señala desvíos en las cuentas públicas de esos años en las que se reportan diferencias millonarias entre lo recaudado y lo ingresado por el gobierno al fideicomiso de acuerdo a los reportes del ORFIS. “Estos son documentos oficiales que no necesitarían ninguna prueba; no hace falta aportar ninguna prueba adicional para poder sostener lo que decimos; se ha defraudado a Veracruz, se ha engañado a los veracruzanos, se ha hecho mal uso de los recursos, y por lo tanto, esto es un delito”. A ver qué sigue.