O  P  I  N  I  O  N

Por Mario Javier Sánchez de la Torre.

Una noticia de gran trascendencia que surgió la semana pasada, fue el hecho histórico de que la organización ciudadana Mexicanos Primero logró que por unanimidad la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resolvió a su favor el amparo que interpuso para exigirle a la Auditoria Superior de la Federación (ASF), que ejercite sanciones fiscales e interponga denuncias penales en contra de los secretarios de Educación y Finanzas y los líderes sindicales de las 31 entidades federativas y del Distrito Federal.

    Acción que sienta un precedente para que a partir de esta resolución la SCJN, acepte y resuelva juicios de amparo de organizaciones civiles, las conocidas como ONG, para denunciar y exigir la reparación del daño sobre hechos de corrupción.

    Resolución por medio de la cual la SCJN obliga a la ASF a que exija el resarcimiento del daño que encontró en los ejercicios fiscales 2009 y 2010 en contra de las entidades federativas, por haber utilizado ilegalmente 2 mil 595. 6 millones de pesos del Fondo de Aportaciones a la Educación Básica (FAEB), para pagar sueldos y compensaciones a comisionados sindicales, hacer pagos que no tienen que hacerse con este Fondo y también el haber hecho pagos después de la fecha de baja o durante las licencias sin goce de sueldo a empleados.

    Amparo    -según aparece en la información-    que se presentó en contra de esa dependencia, porque a pesar de que el Informe de Resultados de la Cuenta Pública del 2009 y 2010 arrojaron múltiples irregularidades, la ASF omitió fincar responsabilidades administrativas y penales en contra de los servidores públicos que ejercieron esos recursos.

    La organización Mexicanos Primero interpuso el juicio de amparo a través de una figura jurídica conocida como: “interés legítimo”, que consiste en que un ciudadano tiene la posibilidad de presentar un amparo cuando se afecten intereses colectivos.  Demandando, en este caso, corrupción por desvío de recursos del Fondo de Aportaciones a la Educación Básica, recursos que el Gobierno de la Federación, entregó a los estados para que pagarán la nómina salarial y operaran las escuelas federales.

    Noticia que aquí en el Estado de Veracruz, en el Estado que no pasa nada…malo, ya que todo lo que pasa es muy bueno, según la administración estatal actual, viene a poner nerviosos a un nutrido grupo de servidores públicos no solamente del sector educativo, sino también del político. Bástenos recordar la visita que hiciera hace ya algunos meses a estas tierras veracruzanas, uno de los directivos de precisamente la organización Mexicanos Primero, y que en conferencia de prensa, hizo la denuncia de un faltante de aproximadamente 6 mil millones de pesos,  del presupuesto destinado al sector educativo, situación que causó un sisma en el seno de los fidelistas, a grado tal, que el propio Ejecutivo del Estado, relevó de sus cargos a dos de sus más “fieles colaboradores”. Acción que puso en evidencia su enojo, pero que sospechosamente a dos o tres días de haber realizado el berrinche, él mismo los exoneró.

    Exoneración que desde el punto de vista político puede que algunos la acepten, todo depende del compromiso que tengan con el Ejecutivo del Estado, pero que desde el punto de vista legal, no puede tener perdón. Así pues en estos momentos electorales tenemos que los dos regañados en aquel momento por lo que hayan hecho, ahora están siendo premiados, uno puede ser que llegue a una curul federal y el otro es flamante Secretario en la administración estatal. Lo que no indica que están exentos de la acción penal según avance el asunto de Mexicanos Primero.

Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com

(Fch. Púb. Lun. 16-marzo-15)