cancer-colon-1-300x199

Hoy, día 31 de febrero se celebra el Día Internacional contra el Cáncer de Colon, el tumor maligno más extendido en nuestra sociedad. La buena noticia es que el 98% de los tumores son curables si se diagnostican a tiempo, cosa a la que ayudan enormemente las campañas de screening para la detección precoz de este cáncer. La cirujana Maite López Deogracias, del equipo de coloproctología de la Clínica de la Asunción, nos cuenta cuáles son las claves para afrontar la enfermedad con éxito y minimizar las secuelas del tratamiento.

¿Cómo se detecta el cáncer de colon?

Hoy en día, gracias a los programas de screening colorrectal, que detectan sangre oculta en las heces, es posible encontrar un posible cáncer diez años antes de que se convierta en un tumor. Esto no sólo multiplica las posibilidades de curación hasta en un 90% sino que permite que el tratamiento sea muy sencillo. En algunos casos, al ser nódulos muy pequeños basta con operaciones ambulatorias que no requieren hospitalización. Además, al detectarlo precozmente, también disminuye el riesgo de que el cáncer se reproduzca.

 ¿Cómo se puede lograr detectar el cáncer antes de que presente síntomas?

Gracias a los programas de screening colorrectal que Osakidetza pone en marcha cada año en todas las comarcas. En el caso de Tolosaldea lo llevamos nosotros aquí, desde la Clínica.

 ¿A qué grupo de población van dirigidas este tipo de pruebas?

A hombres y mujeres entre los 50 y los 69 años. Cada dos años se envía al domicilio de cada persona dentro del rango de edad un “kit” con instrucciones para la recogida de una pequeña muestra. El “kit” se deposita en una urna que está disponible en los Centros de Salud sin necesidad de pedir cita. Si el resultado de la prueba es positivo, se remite a la persona a su Médico de Atención Primaria, para que éste solicite una colonoscopia en su hospital comarcal de referencia para diagnosticar qué dolencia –en la mayor parte de los casos, pólipos- está detrás de esa sangre oculta. En el caso de Tolosaldea, la prueba se realiza en la Clínica de la Asunción.

 Habéis mencionado que el tratamiento y la cirugía son mucho más sencillos si se logra una detección precoz. ¿Encontrando el cáncer a tiempo también se pueden evitar las temidas bolsas?

En la mayor parte de los casos el cáncer se puede operar con laparoscopia, lo que hace que la rehabilitación del paciente sea mucho más sencilla y la cirugía mucho menos agresiva. De todas formas, si fuera necesario poner una bolsa, hay que decir que hoy en día se ha avanzado mucho y estas permiten llevar una buena calidad de vida.

 ¿Y qué porcentaje de riesgo tiene de volver a padecer un cáncer de colon una persona que lo ha pasado?

El periodo de mayor riesgo de recaída está en los primeros cinco años después de la operación, especialmente en los dos primeros y esto está directamente relacionado con el estadio en el que se encuentra el tumor y la afectación de los ganglios. Por eso, si el cáncer se detecta precozmente y no se reproduce en los cinco años siguientes existe una altísima probabilidad de que los pacientes estén curados para toda la vida.

 ¿Existe una mayor incidencia del cáncer de colon en hombres que en mujeres?

La verdad es que no. A diferencia de otros cánceres, en el caso del de colon hay un discreto mayor porcentaje de hombres afectados que de mujeres, pero no como para llamar la atención. El cáncer de colon es el más frecuente por sexos pero no el más mortal.

 ¿El estilo de vida influye en las posibilidades de padecer un cáncer de colon?

A diferencia de otros tumores como el de pulmón, el cáncer de colon no tiene una relación tan directa con el consumo de tóxicos. Sin embargo, sí es cierto que es importante llevar una vida saludable para prevenirlo: hacer ejercicio moderado, tener una dieta baja en grasas y rica en fibra y verduras, y evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol. En lo que respecta al factor genético, este apenas tiene una incidencia del 5%.

Para terminar, ¿qué mensaje os gustaría que quedara claro a la población de Tolosaldea?

Que aunque no hay que obsesionarse con la idea de que puedes tener cáncer, sí es importante tener un control y consultar al médico ante cualquier duda. Y, sobre todo, si notan cualquier síntoma, especialmente sangre en las heces, que no lo dejen pasar y vayan inmediatamente al médico.