034e91ce808981eeea-091014dip38bf-f-440x293

MÉXICO, D.F. (apro).- Ante el amago de diputados del PT, MC, Morena y PRD, la fracción del PRI retiró, por el momento, la modificación a la Ley General de Aguas y la cual, según sus detractores, pretende privatizar el manejo de ese recurso.

Manlio Fabio Beltrones, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), anunció de manera sorpresiva que “por acuerdo de todos los partidos políticos” se decidió suspender la discusión de la nueva ley programada para votarse este martes en el pleno; no sólo eso, además se ofreció a abrir espacios de discusión a la sociedad civil.

La ley, que prevé una gran participación de la iniciativa privada en la operación, distribución y cobro del agua para tipo domiciliario, urbano, de riego, e industrial, se tenía programada aprobarla el jueves de la semana pasada mediante la dispensa de la primera lectura. Sin embargo, el retiro del PRD y el cuestionamiento de su coordinador Miguel Alonso Raya por una posible privatización, provocaron que se le diera el trámite formal, que concluiría con la segunda lectura este martes y su segura aprobación en el pleno.

Pero el PRI decidió ampliar la negociación, pues únicamente avalaría la nueva ley con el respaldo de PAN, PVEM y Panal.

La semana pasada, Proceso destacó que “el derecho al agua está garantizado en el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Estado es garante de esa disposición. Aun así, el gobierno federal presentó una iniciativa de modificaciones a la Ley General de Aguas cuya finalidad última es entregarle al sector privado la distribución del líquido, lo cual no significará necesariamente un buen servicio y sí una previsible alza en las tarifas”.

La propuesta federal, se advierte en el reportaje “Peña Nieto quiere privatizar el agua”, de la reportera Jesusa Cervantes, “va a contracorriente de lo que ocurre en el mundo, pues en las principales capitales europeas ese modelo privatizado fracasó y el servicio hidráulico debió volver al sector público”.

Este lunes, momentos antes de que iniciara la Jucopo, Alfonso Durazo y Manuel Huerta, de Morena, cuestionaron al coordinador del PAN, Ricardo Anaya, acerca de qué iba a pasar con el PAN a la hora de votar, por ello pidieron que se retirara el dictamen para dar tiempo a una mayor discusión.

En paralelo, legisladores del PRD, acompañados de investigadores de la UNAM, hidrogeólogos y geólogos como Rafael Huízar, Adrián Ortega y Joel Carrillo, dieron una conferencia de prensa en la que señalaron artículo por artículo cómo se provocaría la privatización de este servicio básico.

La vicepresidenta de la mesa directiva e integrante del PRD, y quien ha acompañado a diversas organizaciones sociales en la defensa del agua y en la presentación de su iniciativa ciudadana, Aleida Alavez, puntualizó que los artículos privatizadores son el 10, 24, 81, 94, 95, 116 y 236.

“Los priistas son unos tramposos hasta en la redacción”, pero claramente se puede observar en el documento que el objetivo final es privatizar, acusó.

Antes, el perredista Alejandro Camacho adelantó que habría sorpresas en el recinto legislativo y una concentración a partir de las 10:00 horas a las afueras de San Lázaro, con el fin de impedir la aprobación de la polémica ley, sin embargo, apuntó, primero se intentaría presentar mociones suspensivas para regresar el dictamen a comisiones.

Ahí mismo, en San Lázaro, el presidente de la Comisión del Agua, el priista Kamel Athié Flores, convocó a rueda de prensa acompañado de cenecistas, representantes de distritos de riego y de la Asociación Nacional de Operadores del Agua, todos estos últimos privados, para rechazar que la ley tuviera un carácter privatizador.

Incluso, el priista y sus acompañantes aseguraron que durante dos años se discutió la Ley Nacional del Agua, dictamen que diputados de oposición y organismos civiles en defensa del recurso denominan Ley Korenfeld, por haberse elaborado en la Conagua y no haberse discutido con ellos.

Mientras cada sector daba sus conferencias informativas, Alonso Raya, coordinador del PRD, habló con Beltrones, quien comentó la petición de Durazo y Huerta para que se pospusiera la aprobación de mañana.

Y sí, de manera sorpresiva y ante la falta de condiciones para que el PRD se sumara al voto de la dupla PRI-PAN, Beltrones Rivera salió a informar que a petición de todos los partidos políticos y por acuerdo de la Jucopo se difería la discusión de la Ley de Aguas hasta nuevo aviso.

El líder priista dijo que uno de los objetivos era abrir la discusión a la ciudadanía y para que se realizaran los foros necesarios sobre el tema.

En contraparte, los investigadores de la UNAM, Rafael Huízar, Adrián Ortega y Joel Carrillo anunciaron que entregaron más de 6 mil firmas de académicos y sociedad en general al rector José Narro para que promueva foros en esa institución.

Así, la fecha para la aprobación de la controvertida ley quedó en suspenso.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=398017