Doña Margarita Zavala, panista de excelso raigambre, esposa del ex presidente Felipe Calderón, estuvo en la ciudad de Córdoba para dictar una conferencia que resultó de interesante contenido, tal como se esperaba de quien desde ahora pareciera anda ya en campaña para obtener la candidatura panista a la presidencia de la república en 2018, aún después que la dirigencia nacional del PAN le cerrara las puertas para acceder a una candidatura plurinominal a diputada federal. De su partido asegura: “Lo veo bien –al PAN– con todos sus defectos, lo conozco de toda la vida y sí le quiero decir a Córdoba y a Veracruz que con todos y sus defectos seguimos siendo el mejor instrumento que tienen los ciudadanos para transformar nuestro país, cada uno de los estados y los municipios”. Sin duda, su convocatoria y semblanza personal le acercarán votos a su partido.