1 dinero
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Columna Místicos y Terrenales

20 de marzo de 2015

  • Farsa la austeridad de Duarte

  • Quitarle el dinero a otros

Cuando Javier Duarte, gobernador de Veracruz, anunció un “Plan de Ajuste al Gasto Público” lo hizo consciente de dos vertientes oscuras escondidas en el mismo:

  1. Nunca pensó realmente en que su administración será austera y mucho menos en que se iban a terminar las grandes compensaciones que reciben sus funcionarios públicos, y ni siquiera le paso por la cabeza el terminar con sus viajes de varios días en los que desaparece de la entidad y se va a ¿a dónde?…. a cualquier punto del planeta que usted se imagine, porque nunca informa su destino.
  2. La intención es quitarle el dinero a los actuales organismos públicos descentralizados, al convertirlos en desconcentrados.

Al gobierno de Javier Duarte le urge más dinero para desaparecer y sin hacer obra pública alguna, porque además los bancos siguen sin quererle prestar los casi 5 mil millones de pesos que anda buscando por todos lados.

Javier Duarte no quiere reconocer lo desastroso de su gestión administrativa y culpa a otros de su llamado “Plan de Ajuste”, el cual, en esencia, no es necesario porque la principal fuente de ingresos del gobierno del estado, los recursos del gobierno federal, siguen sin disminuirse.

¿O en algún momento han dicho que las participaciones recibidas por el estado de Veracruz son menores a las programadas?.

No.

Entonces el dinero sigue fluyendo de forma normal.

De hecho el mismo Duarte rechaza la necesidad de un “Plan de Ajuste”, cuando afirma que “la administración estatal cuenta con una comprobada viabilidad económica y financiera”, lo que está plasmado en el boletín del 17 de marzo de 2015, mismo en el que se anuncia que el nuevo Secretario de Finanzas del gobierno del estado es Antonio Gómez Pelegrín.

Entonces, si todo está bien, según la misma versión gubernamental ¿para qué un Plan de Ajuste?.

El “Plan de Ajuste” de Duarte incluye medidas tan fuera de si como el decir que van a concentrar la nómina de todo el gobierno del estado en la Secretaría de Finanzas, para tener un “control estricto”.

¿Qué van a hacer si encuentran a 10,000 profesores con doble o triple plaza y de esos muchos además tienen un puesto en gobierno del estado?, ¿los van a despedir?, ¿les van a quitar la doble plaza?. Espero con ansias el momento en que hagan el anuncio de esto.

¿Son muchos?.

El numero de plazas autorizadas para el magisterio en 2015 son 179 mil 651; diez mil son apenas arriba del 5%.

Javier Duarte dijo que se reducirá “el número de asesores y el personal de apoyo adscrito a mandos medios y superiores”, ¿desde cuándo los mandos medios tienen asesores y personal de apoyo?.

¿Qué van a hacer con los familiares y recomendados que están en una plaza de gobierno y están comisionados en otra?.

¿A poco despedirá a toda la cauda de Harry Grappa?, ¿le dirán adiós a todos los que ingresaron a la nomina vía Vicente Benítez?, ¿dejarán fuera a todos los que han sido colocados por Juan Manuel del Castillo?.

El rubro de “Servicios Personales” del gobierno del estado para este año es de 38,305 millones 200 mil pesos.

Paradójicamente el mayor monto no está en los sueldos, si no en grandes compensaciones que se pagan los altos mandos, esos a los que el “Plan de Ajuste” de Javier Duarte, no toca.

Ahí saldría una muy buena cantidad de “ahorro” quitándole las compensaciones al gobernador, a los secretarios de despacho, a los subsecretarios y a los directores.

El gobierno del estado tiene otro rubro en el que se puede tener un ahorro sustancial, el de “Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Otras Ayudas” marcado con 17,087 millones 300 mil pesos, ¿alguien sabe para que se usan esos recursos?

Me gustaría, sinceramente, conocer una explicación lógica y creíble de cómo se emplea ese dinero.

Pero de ahí no están pensando en sacar el dinero, si no de los organismos públicos descentralizados, que piensan convertirlos en desconcentrados “a fin de reducir sus estructuras, sus costos y mejorar los ingresos”, dice el boletín, aunque en realidad la intención es exprimirlos hasta dejarlos sin nada.

¿Y cuáles son los organismos públicos descentralizados?. Son las entidades públicas que cuentan con personalidad jurídica y patrimonio propio, es decir, son autónomos.

Los organismos desconcentrados en cambio son aquellos que dependen presupuestalmente de alguna entidad pública pero sin embargo cuentan con autonomía orgánica.

Así pues, le quitarán la autonomía (la poca que puedan ejercer) a los organismos públicos descentralizados.

Esta acción está a punto de convertirse en un ataque directo a la ya deteriorada calidad educativa del estado de Veracruz, porque la mayoría de los descentralizados son instituciones de educación: 25 institutos y universidades tecnológicas; la siempre maltratada UPAV; el Colegio de Veracruz; el Instituto de Espacios Educativos; el Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos (IVEA); la Academia Veracruzana de Lenguas Indígenas; el Colegio de Bachilleres de Veracruz; el Colegio de Educación Profesional Técnica (Conalep) y el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECYTEV).

También está en este rango el elefante blanco del Instituto Veracruzano del Deporte.

En otras áreas existen otras instancias que igualmente manejan grandes presupuestos, como el Instituto de Pensiones del Estado (¿dejarán los sindicatos que les den este nuevo golpe?), la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV); Radiotelevisión de Veracruz (RTV); y la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente, entre otros.

Así pues, Duarte no piensa entrar en un plan de austeridad ni de ajuste de los dispendios que realiza junto con su grupo cercano.

¿Cuántos vehículos aéreos tiene el gobierno del estado de Veracruz?.

Las referencias hablan de una flotilla de 20 aeronaves, entre aviones (incluidos jets trasatlánticos) y helicópteros.

¿Porqué no vender los más caros y así conseguir unos cuántos miles de millones de pesos?.

Total, si Duarte ya no va a salir de Veracruz, ¿para qué los quiere?.

Así el plan de austeridad no existe y el Plan de Ajuste lo que significa es quedarse con el presupuesto de otras instancias.

Esta es la genialidad financiera de Javier Duarte.