GCO_9007-01-1024x637-d-440x274MÉXICO, D.F. (apro).- Aunque reivindicó su estrategia de seguridad y presumió la captura o abatimiento de 90 líderes criminales, el presidente Enrique Peña Nieto admitió que el crimen organizado tiene mejor armamento que la policía.

“Hay que reconocer que hoy el crimen organizado está lamentablemente mejor preparado, equipado, tiene armas mucho más sofisticadas, con las cuales delinque y con las cuales enfrenta a las corporaciones de seguridad pública”, puntualizó durante una reunión con policías del Estado de México, a quienes entregó 740 patrullas.

El Ejecutivo subrayó que la policía, en todos sus niveles, debe estar mejor equipada, lo que sería más fácil hacer si se crearan “32 policías sólidas, bien preparadas y homogéneas”, en lugar de las mil 800 actuales. No obstante, añadió, eso está en manos del Congreso.

Según Peña, su estrategia de seguridad, que privilegia la coordinación entre los diversos niveles de gobierno, ha dado resultados con la reducción de los índices, al punto que hasta los más “escépticos y más críticos” así lo han reconocido.

Y subrayó que de los 122 principales líderes de las bandas criminales, 90 han sido detenidos o abatidos.

“Hoy (Joaquín) El Chapo (Guzmán, (Servando Gómez Martínez) La Tuta y el jefe de los Beltrán (Héctor) están enfrentando procesos, muchos otros más están enfrentando procesos y están fuera de la sociedad a la que estaban lastimando”, apuntó.

En su discurso, Peña Nieto también se refirió a la actuación de las policías municipales en el país.

“Tenemos hechos aislados de malos elementos que no entienden cuál es su tarea, pero la gran mayoría de los integrantes sí lo entienden y saben para qué están aquí y saben que están para servir a su comunidad”, afirmó.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=399837