“Hoy ante la imposibilidad de mantener el autoengaño de que todo está bien, se implementa un “decálogo de la austeridad” en el que se reconoce la existencia de problemas específicos que se pretenden resolver. Si cada medida corresponde a un problema identificado, podemos imaginar entonces que el diagnóstico del que partió dicho decálogo es el siguiente: “La existencia de organismos Públicos Descentralizados, en vez de usar la figura de Desconcentrados “incrementó el costo de su funcionamiento y por tanto el despilfarro de recursos. “Falta de un control estricto de nómina en todo el gobierno, lo que generó un problema de dispersión, propiciando incertidumbre y descontrol en el pago de los servidores públicos al margen de los tabuladores aprobados. Más despilfarro de recursos. “Fuerte presencia de aviadores”; “Uso excesivo de inmuebles para el funcionamiento del gobierno, en donde además se pagan rentas por encima de lo razonable financieramente…Exceso de asesores y de personal de apoyo adscrito a mandos medios y superiores….Uso indebido de servicios de seguridad personal por parte de mandos medios y superiores… Duplicidades en el uso de las infraestructuras administrativas”. Son puntos de un “decálogo” que provocó el des…barajuste que existe en la finanzas públicas veracruzanas, según el maestro Hilario Barcelata en un muy bien documentado análisis periodístico.