La llegada de Mauricio Duck al cargo de representante del Poder Legislativo ante la judicatura, causa extrañeza porque accede después de un adelantado retiro de José Luis Salas Torres quien a quien por ley quedaban unos meses por cumplir el periodo; este desfase de tiempo y las circunstancias que rodean la designación del panista conduce a la percepción de que urgía colocar a Duck antes de iniciado el proceso electoral. Este asunto empata con el hasta ahora frustrado nombramiento de Alfonso Vázquez Cuevas en la Secretaría académica del Instituto Tecnológico de Xalapa; si finalmente llega a ese cargo robustecerá la percepción sobre un mayor enrojecimiento del panismo, al menos en de ciertos panistas que han pasado al círculo de los más ricos después de conciliábulos políticos muy productivos. ¿Son pagos adelantados por actitudes colaboracionistas? Esa es al menos la apreciación que generan estos movimientos burocráticos, que para nada extrañan.