En su momento no pasó desapercibida la estrategia iniciada desde el gobierno federal, en 2014, que insistía en que los delitos de alto impacto habían reducido su incidencia, el secuestro iba a la baja, decían. Pero los números sobre incidencia delictiva que presentan el Sistema Nacional de Seguridad Pública, , la PGR y el INEGI lo contradicen; de diciembre de 2012 a febrero de 2015 hubo 5, 389 secuestros, mil 860 secuestros más que en los últimos 27 meses de Calderón, lo que señala un incremento de 52.7%. Entre los estados con mayor incidencia está Tamaulipas, que de diciembre de 2012 a febrero de 2015 registró 609 secuestros; el Estado de México (420 casos), Guerrero (351), Michoacán (338), Veracruz (288), Morelos (283), Tabasco (219), Distrito Federal (157) y Jalisco (123).