En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “un tanto bravos se pusieron los empresarios del país con los líderes de los principales partidos políticos. Minutos antes de un debate de los dirigentes de Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), los hombres del dinero exigieron mecanismos eficaces para revisar a los candidatos y evitar hechos ilícitos rumbo a las elecciones del 7 de junio. En una comida con dirigentes de la Coparmex, el panista Gustavo Madero, el priísta César Camacho y el perredista Carlos Navarrete recibieron algunos reproches: actúen con transparencia en las campañas y no antepongan los intereses de los demás sobre los propios. En pocas palabras, pidieron a los políticos una actuación honesta de sus partidos y sus “gallos”. ¡Ay nanita!”. (sinembargo.com)