Ha sido muy celebrada la fotografía en que aparecen el ex presidente Felipe Calderón, el Jefe Diego, Josefina Vázquez Mota, el coordinador del PAN en la Cámara de diputados y Gustavo Madero, dirigente nacional panista. Así lo comenta Salvador García Soto, en El Universal: “la imagen de Felipe Calderón y Gustavo Madero juntos, en un acto del PAN, era algo que no se veía públicamente desde hace desde hace más de dos años que terminó la presidencia calderonista. Por eso, ayer en Querétaro, en el acto de campaña de Francisco Domínguez, llamó tanto la atención ver al ex Presidente de la República y al dirigente nacional panista apoyar al abanderado a la gubernatura, y dejar a un lado la guerra interna que ambos han encabezado y que ha cimbrado a Acción Nacional en los últimos meses. Varios factores aparecen detrás de este reencuentro público que, sin bien no resuelve la fractura que persiste entre calderonistas y el maderismo, sí confirma que, al menos de cara a las elecciones, la cúpula panista ha decidido anteponer el interés de su partido y las posibilidades de triunfo de algunos de sus candidatos, a la disputa interna que tanto ha dañado la imagen del panismo a últimas fechas. Uno de esos factores es, precisamente, que en Querétaro, con Pancho Domínguez, el PAN tiene uno de los estados donde podría ganar el próximo 7 de junio y recuperar el gobierno estatal en manos del PRI…”