Con el cuento para niños, un funcionario de la subsecretaría de gobierno quiere explicar lo obvio: la marcha que realizan integrantes de la Unión Veracruzana de los Pueblos Olvidados (UVERPO) en totonacapan no es para protestar, es una tradición llevarla a cabo, la prueba, dice, es que con ellos van representantes de la dependencia. Los encabeza Salomón García quien afirma que “son gente humilde de campo, mujeres y grupos debidamente organizados demandan proyectos productivos a SEDESOL y CDI para impulsar el desarrollo de sus localidades, están cansados de esperar y no recibir nada”… “llevan más de 10 años sufriendo en la total obscuridad, no es justo que vivan en esta situación… llevamos varios meses peleando por nuestras necesidades”. Encabeza la marcha una manta: “¿Y nuestros pisos, láminas y viviendas prometidas en la pasada cumbre? Lo bueno es que no es de protesta.