Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
06 de marzo de 2015
  • El Gob. de Veracruz SÍ tiene dinero
  • Gasoducto a consulta popular

Pues bien, el gobierno del estado de Veracruz “sí” tiene dinero.

Entonces, si tienen recursos y no pagan nada de lo que deben, ¿qué le hacen al dinero?

Durante los últimos meses han armado una estrategia para simular una bancarrota y con ello tratar de evadir tres situaciones específicas:

  1. El pago puntual de sueldos y salarios del personal, así como de pensiones a jubilados
  2. La deuda con proveedores locales.
  3. Los reclamos de recursos de sus “aliados” políticos para operar ya desde las precampañas.

Tal vez las deudas que tienen con múltiples medios de difusión que no son propiedad de los “cercanos” al grupo del poder. Para comenzar, el gobierno del estado de Veracruz recibió cerca de 10,000 (así es, diez mil) millones de pesos de participaciones del gobierno federal correspondientes a los primeros tres meses del año, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda.

Bueno, tal vez todavía no les llega la última remesa, correspondiente a los pagos de marzo, pero entregados en firme están alrededor de 6,500 millones de pesos de participaciones que cubren los meses de enero y febrero.

Tan solo el informe “Participaciones pagadas a entidades federativas, Enero 2015”, plantea que se le entregaron 2,929 millones 700 mil pesos al gobierno del estado de Veracruz durante el primer mes del año; las proyecciones marcan que fueron enterados igualmente cerca de 3,500 millones de pesos en febrero y que para los primeros días de marzo las remesas deben superar esta segunda cantidad, acumulando, ya, alrededor de 10,000 millones de pesos.

Y esto no incluye las participaciones que le corresponden a los ayuntamientos.

Entonces, dinero, sí tiene el gobierno del estado.

En la Ley de Ingresos para este 2015 el gobierno de Veracruz marca la proyección de 89,837, millones 320 mil 182 pesos, en lo correspondiente a las “aportaciones y participaciones” de la Federación.

Hasta ahora el gobierno federal no ha mostrado retrasos en las entregas de sus obligaciones a los estados y municipios, incluyendo el gobierno del estado de Veracruz… Por lo menos nunca se ha formalizado queja en este aspecto.

Los recursos del gobierno federal representan el 91% del total de los ingresos del gobierno del estado, marcados en 98,783, millones 692 mil 524, para este 2015.

Esto significa que la administración de Javier Duarte no ha podido incrementar los ingresos propios más allá del 10% del total de sus proyecciones, aún cuando Javier Duarte dijo que volvería al estado autosuficiente en cuanto a la obtención de sus recursos.

La propuesta presupuestal del gobierno del estado de Veracruz para este 2015 es la mayor de todo su gobierno y fue preparada aún cuando ya se conocía el descenso en los precios del petróleo en el mercado internacional, pero el incremento en la expectativa de ingresos para el gobierno del estado de Veracruz se sustenta en los recursos federales que se espera que lleguen.

De hecho la expectativa es que este año lleguen al gobierno del estado de Veracruz (de acuerdo con la Ley de Ingresos que este integró), 35,944, millones 014 mil 270 pesos; esto es que en promedio se espera que se entreguen 2,995 millones 334 mil 522 pesos mensuales.

Así pues, el flujo de recursos hacia el gobierno del estado de Veracruz está garantizado, a menos que en algún momento se suspenda o se retrase la entrega de las participaciones, lo cual –hasta ahora- no ha ocurrido.

La duda, en cambio, es si las participaciones que se entregan al gobierno del estado serán mayores a las proyecciones realizadas.

En 2014 las participaciones programadas fueron por 32,268 millones 949 mil 786 pesos, pero las cifras preliminares, plasmadas en los informes de la Secretaría de Hacienda, marcan que estas llegaron a 34,443 millones 700 mil pesos.

Y no existe queja de que estas se hayan dejado de pagar.

Esta tendencia creciente se ha mantenido en todo el gobierno de Javier Duarte.

En cada año la proyección de las participaciones (elaboradas por la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado) fue superada por las cantidades recibidas (según los informes de la Secretaría de Hacienda)

Entonces, si las participaciones son el mayor recurso que el gobierno del estado de Veracruz recibe mensualmente, recursos frescos y seguros, ¿porqué la administración de Javier Duarte siempre se muestra como carente de dinero?.

¿Porqué si no se hace obra publica?, ¿en que se ocupa este caudal?

Si hay flujo de dinero, ¿porque no se cubren los programas y proyectos para los que fueron marcados?.

El gobierno del estado de Veracruz es el que más observaciones recibió de la Auditoría Superior de la Federación en este 2015, lo cual implica que no se cubrieron los programas marcados.

Así pues, el gobierno Prospero, la administración de Javier Duarte si tiene recursos constantes y suficientes, pero todos se van por algún lado en el que se diluyen y lo único que dejan son deuda.

¿Porqué?

 

Participaciones
Año Programadas Recibidas
2015 35,944,014,270  
2014 32,268,949,786 34,443’700,000 *
2013 29,907,514,671.00 31,762’000,000
2012 28,571’825,404 29,669’200,000
2011 26,357,470,000 28,944’600

 

  • Cifras preliminares

 

GASODUCTO XALAPA. Elizabeth Morales García, hoy flamante candidata a la diputación por Xalapa urbano, cuando fue presidenta municipal de la capital del estado realizó varias acciones que fueron en contra de los intereses de la ciudadanía, entre ellos el entregar el terreno donde se encontraba una escuela en el fraccionamiento Pastoresa, para que ahí se construya un gran edificio de oficinas.

Otra de estas acciones fue el firmar la autorización para que un gasoducto pase por la mancha urbana de Xalapa, lo cual hizo además sin conocer los estudios de impacto ambiental y mucho menos tomar en cuenta a la ciudadanía afectada.

El problema del gasoducto estalló cuando el diputado federal por el PRD, Uriel Flores Aguayo hizo la denuncia publica y señaló que afectará a múltiples viviendas e infraestructura urbana.

El escándalo creció cuando se difundió que el gasoducto fue autorizado por la Comisión Reguladora de Energía y que el delegado de la instancia es Guillermo Zúñiga Martínez, hermano del alcalde.

Pero la autorización fue firmada antes de que Américo Zúñiga y Guillermo Zúñiga hijo tomasen posesión de los puestos que hoy ocupan.

El presidente municipal dijo que evaluaran el impacto del paso del gasoducto por Xalapa y que convocarán a la población a que conozca el proyecto y opine sobre el mismo.

Uriel Flores Aguayo ya prepara todos los elementos en contra del gasoducto, que además es para una empresa particular, la Nestlé.

Todos los involucrados en este embrollo ahora, se han manifestado por ir con el cuidado de los intereses de la población.

Tienen conocimiento, tienen trabajo, tienen trayectoria.

¿Privilegiaran la sensibilidad social por encima de los intereses de otro tipo?.

¿Elizabeth Morales se atrevería a participar en un foro sobre este tema?