Cuando en un principio se hablaba del gran programa de obras que iba a desarrollar el actual gobierno estatal, los constructores veracruzanos supusieron una era de mejora económica para el gremio; sin embargo la esperanza se terminó de  esfumar cuando se anunció la construcción de las grandes obras y remodelaciones que iba a traer la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que para ellos pasaron más con pena que con gloria porque nada les tocó. Por esta razón se animan cuando escuchan al presidente de la Canaco en Xalapa, Ernesto Pérez Astorga afirmar que “El subsecretario Murrieta Cummings me dijo que iba a tener una reunión con el secretario (de Infraestructura) y con el delegado William Knight para que se tomen en cuenta a las constructoras veracruzanas, sin el ánimo de pleito, sino por tener los pocos y escasos recursos que se están viendo con la contracción económica”; es que en el renglón de la construcción no la han visto en los últimos años.