Hasta dónde se ha pervertido la actividad política en Veracruz lo demuestra el enfrentamiento que dos hermanos gemelos pertenecientes a partidos diferentes están protagonizando a la luz pública, lo más lamentable es que se utilice a uno de ellos para confrontarse con su consanguíneo y peor aún si la iniciativa fuera motu proprio. Apenas Cuauhtémoc Pola Estrada, de Movimiento Ciudadano, hace referencia a la privatización del SASM su hermano Tonatiuh Pola Estrada responde de manera enfática: “que deje de manipular al sindicato y que deje de mentir a los veracruzanos”. Algo similar ocurre con el caso del señor Carvallo, a quien alguien manipula para golpear políticamente a su vástago. ¿Esa es la política? No, de ninguna manera, es sólo grilla perversa.