El presidente de los hoteleros en esta región, Reynaldo Quirarte, cuando declara no se anda por las ramas, aún se recuerda que previo a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, aseguró que en Xalapa se vende carne con Clembuterol y por tal motivo los responsables de la alimentación de los atletas tenían que buscar con detenimiento las carnicerías donde abastecerse, por aquello del dopaje. Ahora señala que los hoteleros de Xalapa están en crisis al grado de empezar recortes de personal pues la ocupación es acaso de 30 por ciento. Respecto del adeudo del gobierno asegura que Ha habido falta de pago y compromiso y se ha cubierto mínimo porcentaje de pagos que se requiere y ante la crisis económica los hoteleros no pueden pagarle a su personal” y se refiere a la cancelación del “Tajín Vive” para comprobar la falta de liquidez que hay en el estado. “No pudieron pagar una fiesta que tiene años realizándose que es como la cereza de pastel en Cumbre Tajín, viene a confirmar lo que sospechamos”.