Tiene razón el diputado Alejandro Montano cuando en Otero Ciudadano se refirió a las declaraciones del titular de la Auditoría Superior de la Federación señalando directamente a algunos gobiernos estatales de manejar mal las finanzas públicas y poniendo bajo sospecha a los operadores de los diversos sectores de la administración pública estatales, pues ahora tendrá que demostrar con hechos esos señalamientos procediendo conforme lo establece la ley. Son muchos millones de pesos los que la ASF señala como daño patrimonial en el caso de Veracruz pero habrá que esperar al resultado de la solventación antes de calificar. Aunque ya lo adelantó el titular de la ASF en el sentido de que las legislaciones estatales son muy “laxas” y permiten a los infractores salvar los escollos.