Está visto que el Partido Verde Ecologista se ha convertido en un importante aliado para el PRI al que por su Alianza le aportará un importante número de votos que permitirán al partido en el gobierno remontar desventajas en muchos distritos electorales. El Verde está haciendo el trabajo “sucio”, adelantándose a los tiempos de campaña al incurrir en actos anticipados sin importar las multas que se le han impuesto pues en la relación costo-beneficio la ganancia es mayor. Y así seguirá mientras en el INE no encuentren la manera de detener sus campañas adelantadas que no sean la imposición de multas. El PVEM camina en el filo de la navaja, con el riesgo de perder el registro, pero es un riesgo calculado ya que la elección 2015 más en campañas de proselitismo se basa en estrategias bien diseñadas.