En el diario Reforma, el historiador y catedrático Lorenzo Meyer, escribe que: “para entender la razón de fondo de la cancelación del programa -y del proyecto- de Aristegui, se debe partir del supuesto que la conducta de MVS es racional. No destruye su mejor noticiero por una mera infracción a la cadena de mando. La empresa debe estar buscando intercambiar ese programa para evitar represalias u obtener ventajas en otro renglón. Y es aquí donde entra un muy probable factor externo: el actual gobierno {…]. Con el antecedente de 2011, con la larga historia del priismo en el poder y con los varios pasos dados por la actual Presidencia para controlar cada vez más su entorno político, hay razones más que suficientes para suponer que es en el “factor externo” donde se encuentra la verdadera razón por la cual se frenó el proyecto de Aristegui. Y ese frenazo implica obstaculizar la construcción de una ciudadanía más informada”.