Por Virginia Durán Campollo

06 de marzo de 2015

Sus miradas brillan intensas. Imaginamos que sus pequeños cerebros, que distinguen sólo los valores económicos, elucubraban quiénes realmente son: el rey de México y su princesa consorte. Nunca, nunca en su   existencia, en sus orígenes, pudieron imaginar que un día estarían al lado de unos monarcas. Se veían revitalizados. No había vergüenza de provenir, de un país con más de 80 millones de pobres. Ellos pertenecían a las 6, 000 mil familias mexicanas en opulencia. Esa que incubó al hombre más rico del mundo, en gran paradoja con la miseria que se vive en el país. Ni si quieran sabían los protocolos, la misma reina tuvo que indicarle a la Gaviota su sitio, pero ellos brillaban. Estaban en lo que les mueve: la riqueza extrema. El Palacio de Buckingham, es lo que merecen. La Casa Blanca, Enrique, dejémosla a los sirvientes le ha de haber susurrado en la noche, la Gaviota. Echándose a volar,  como ave que es, se vio como la Grace de Mónaco mexicana. Una plebeya de quien se enamoró Raneiro, el Rey de Mónaco, y que vivió una vida esplendida hasta que en un accidente automovilístico murió, dolorosamente para el mundo. La historia es diferente, en sus principios mismos. Enrique y Angélica, son producto neto de un poder fáctico: televisa. Su mundo de ensueño es el cuento, que le cuentan a la población. *** No es posible la torpeza de EPN, quién sobre pasa los límites de lo aceptable. Insiste en manejarse, como el gobernador de Veracruz, como líder de un país en pleno desarrollo cuando es todo lo contrario. Todos esos millones de mexicanos a los que la canasta básica no alcanza, observan con rabia como su presidente se anda paseando en carrozas doradas con la realeza europea. Familias igualmente desacreditadas, los escándalos del Rey y su familia son conocidos, que son parias que viven del erario público y que no tardan en extinguirse. La democracia lo exige. España y Grecia, ya dieron el primer paso. No deben ofender a nuestra inteligencia, garantizando beneficios como las declaraciones de la soberana quien sabemos es pura figura decorativa. La realidad, que los diarios nacionales no cubrieron, fueron las manifestaciones de más de 150 mexicanos avecinados en ese país, con pancartas y gritos de ¡Asesinos! El caso Ayotzinapa estaba presente. *** Viajaron los consortes de un país del tercer mundo, como jeques árabes. Se llevaron hasta al perico. Iban sus hijos, hermanos, sobrinos, amigos, peinadoras, modista y hasta el perro. ¡Qué de mal gusto!, exclaman las familias pudientes de la capital. El presidente es uno; la esposa va porque no hay de otra. Era un viaje de trabajo, no para vacacionar con la familia llevando a una tropa de agentes de seguridad, que también es un gasto escandaloso. ***Las redes sociales, para festejo del respetable, inundaron el espacio cibernético con decenas de memes divertidísimos. Algunos verdaderamente geniales. El desquite del pueblo, es la ridiculización de sus gobernantes. El ingenio nacional a todo lo que da. Además de arrancar verdaderas carcajadas, lo más delicado, el comentario general era de ¡pero qué pendejo! Ni como ayudarlo, los más benévolos. *** Los tres mosqueteros vs los cuatro fantásticos, es el escenario veracruzano. Los primeros contemplan a los senadores  Yunes-Héctor, Pepe y Fernando- y los otros son las lacras sociales, por su corrupción, Carvallo, Lagos, Silva y Mota. ¿Los buenos contra los malos? La mayoría de los veracruzanos entrevistados al respecto, le dieron la confianza a la dinastía. De los otros, es impublicable. *** Mientras empresarios, proveedores de todo, veracruzanos ya no saben qué hacer, algunos han sucumbido, para sacar adelante sus empresas hay quienes ni sudan ni se acongojan.  Se deben millones de pesos y con un simple no hay dinero, el gobierno duartista se lava las manos. Sin embargo en la avenida Orizaba 52, Gabriel Deantes recibe carretonadas de ello. Llegan y salen, según vecinos, camionetas blindadas con grandes sacos de billetes. Ahí Gabriel-¿lo sabrá Javier?- paga cuentas exorbitantes de tarjetas de crédito, viajes y los gastos estratosféricos de su familia. Pero también tiene una bodega en Clavijero, donde guarda miles de despensas para utilizar en las próximas campañas, ya que es operador electoral vulgo mapache. El tamaulipeco a robado a manos llenas a los veracruzanos y mientras todos sufren por la falta de liquidez, esté cubre sus créditos mensuales de miles de pesos y acumula autos muy caros. Lleva 18 últimos modelos, de varios cientos de miles cada uno. Por las Trancas, también se mueve. Dicen que el verdadero disgusto de Javier, fue que Gabriel tenga una residencia, con elevadores para las recámaras y Cinepolis 3D, más cara que la suya. Así se las gastan nuestros políticos: apostando quién roba más. *** Otra descarada corrupta es Gina Domínguez, quien  como presidenta de la Fundación Colosio se renta a sí misma el despacho y abajo tiene una de sus cafeterías que ya son como franquicias, pues en todas partes aparecen. Así o más clarito. *** Hoy le esperamos en punto de las 7:00 en el Círculo Rojo del Periodismo Nacional, que es trasmitido desde periodicoveraz.com y eldemócrata.com. Una servidora, Claudia Guerrero y Armando Ortiz le invitamos. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.