Al referirse a la publicación de las observaciones hechas a su gobierno por la Auditoría Superior de la Federación, el gobernador expresó que “La verdad es que cada que hay un proceso electoral vienen este tipo de situaciones y circunstancias, todos lo sabemos; sin embargo, mi responsabilidad es cumplir con la legalidad y lo estamos haciendo” y aseguró que nada hay de irregular y lo que se ha mencionado sobre el tema “tiene trasfondo político”. Esa es la versión del gobernador quien sin duda tiene todo el derecho a manifestarse sobre el particular, aunque queda en el aire la interrogante sobre si el titular de la Auditoría Superior de la Federación informó sobre las irregularidades para golpear políticamente y qué interés pudiera tener para hacerlo.