Por Virginia Durán Campollo
03 de marzo de 2015

Tiene razón el escritor y periodista Armando Ortiz, cuando afirma que los mexicanos sí tenemos el gobierno que nos merecemos. Tristemente es así. No podemos estar culpando a los gobiernos, con toda imparcialidad, de todos nuestros problemas porque hay cosas que la sociedad omite. El gran problema de la basura, se abona cuando la tiramos en donde no debemos. No hay conciencia de que al tirarla, en los espacios de la naturaleza, atentamos en contra de la especie que la habita. Los animales mueren de formas muy lastimosas, al consumir esos desperdicios. Al ensuciar los mantos acuíferos, atentamos contra nosotros mismos. Somos mal educados, displicentes, ausentes en muchos aspectos. Grandes estudiosos del tema, como Octavio Paz, dan cuenta de los rasgos principales del mexicano y sabemos cuáles son nuestros faltantes como ciudadanos. Esas grandes omisiones, han cultivado la asquerosa y corrupta clase política nacional que hoy nos agobia. Nunca es tarde y hay que empezar desde los hogares. No pueden permitir los padres que sus hijos les manden. La población debe aprender a exigir sus derechos, en base a las leyes y el requerimiento de que las mismas se cumplan. En cada estado deben de constituirse organismos ciudadanos, que estén vigilantes del desempeño de los funcionarios públicos locales. Sí se puede. Es cuestión de voluntad. *** El duopolio televisivo, Televisa y TvAzteca, son culpables del comportamiento de ciertos sectores populares. Es alarmante la programación de ambos. Programas “cómicos” deplorables, donde utilizan sketches muy pobres y recurren a satanizar las preferencias sexuales. Los artistas que se prestan a ello, como el insufrible Omar Chaparro, son patéticos. Noticiarios dirigidos por el gobierno y la falta de verdaderos programas culturales. Ya es tiempo que la Secretaria de Educación Pública interviniera. El gobierno de Peña Nieto es televisivo. La Gaviota, su esposa, fue una pésima actriz tele novelera. La procuradora General de Justicia, es pariente de un funcionario de televisa y el PRI lleva a Carmen Salinas como candidata plurinominal a diputada federal. México es una parodia, gobernado con payasos en el poder. *** Negocios de familia, es el gobierno mexicano. Una lista de familiares, amigos y chapulines que van como plurinominales: Silvia Beltrones, hija de Manlio; Tomas Montoya, hijo de la senadora Cristina Díaz; Guillermina de la Torre , madre de Cuauhtémoc Gutiérrez, acusado de integrar una red de prostitución. César Camacho, Ivonne Ortega, David López, Carmen Salinas, Tristán Canales. Virgilio Méndez (Defensa Nacional) y Federico Quinto (Marina). Carlos Ramírez, Mariana Benítez, Marcela González, Javier Guerrero, María Esther Sherman, Jorge Dávila y demás. Ex subsecretarios, dirigentes sindicales, ex sub procuradores, directores, ex secretarios, alcaldes y hasta los que bolean   zapatos, pero todos con un sello: priistas. *** Se contempla que la próxima legislatura estará integrada por dirigentes o ex presidentes de partidos, ex funcionarios gubernamentales y miembros de los grupos que predominan en las fuerzas políticas. Así como vamos a poder cambiar a éste país. *** “También en este periodo de ver de frente a la gente fui testigo de la indignación y coraje que acumula la sociedad mexicana contra su gobierno y contra la clase política, específicamente por el abuso del poder y la corrupción. A la gente le indigna, le encabrona, ver que trabaja tanto, que está batallando para completar el gasto familiar, o mantener su pequeño negocio a flote, que le cobran tantos impuestos y que le proveen escasos y malos servicios públicos y que sus gobernantes están multimillonarios, cínicos y prepotentes”, en la opinión de Manuel Clouthier Jr. *** En la revista “Análisis Político” del periodista Melitón Morales, el artículo encabezado “Negocios a costa del gobierno” no tiene desperdicio. Ahí se destapa la gran cloaca que es la Secretaria de Turismo, a mando del corrupto secretario Harry Grappa que, como también lo hemos denunciado, ha utilizado a la institución para enriquecerse. Grandes negocios familiares, son los encargados de suministrar todo tipo de servicios para los más importantes eventos turísticos de Veracruz. Son los Grappa una verdadera lacra de corruptos, que se han beneficiado del puesto familiar – Harry posee una mansión en la zona más exclusiva del puerto- y a eso se le consigna como abuso de poder. La publicación da nombres y apellidos. Sólo falta la sanción. *** “Si el gobierno de Veracruz, continua la política de escamotear los derechos a los trabajadores, a los proveedores, a todos los que les debe, y si además despide trabajadores, se corre el riesgo, llamémosle así, de “guerrerisar” el estado entonces si quien sabe cuál sea el futuro de esta entidad”, advierte el abogado Juan José Llanes. Y hay que tomarlo en cuenta porque sabe lo que dice, además de tener un gran prestigio profesional. *** Es de pena ajena, el rechazo generalizado hacia Jorge Carvallo Delfín empezando por su padre y sus “paisanos”. Carvallo, retrato fiel de su jefe y padre putativo, es un ser que se repudia por su prepotencia, despotismo y corrupción. Siente que está hecho a mano, ha de ser porque su padre lo niega, y es sólo un hombre amoral – tiene varias vidas-familias- que se ha enriquecido de la peor manera posible, con negocios sospechosos. Sí tiene cuentas que atender con la justicia…pero nadie lo para. Es el ejemplo vivo del cinismo y la impunidad. Los veracruzanos, deben reflexionar su voto porque con todos los candidatos a diputados federales veracruzanos, con Carvallo a la cabeza, estamos perdidos. Todos tienen cola que les pisen…según el adagio popular. *** Amnistía Internacional advierte que en México habrá más agresiones contra la sociedad y reporteros. *** Hago responsables de lo que me pase a mí, a mi familia y propiedades, a quienes señalamos sus incapacidades. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá que tomar. Hasta la próxima.