Por Armando Ortíz
23 de marzo de 2015

Al quinto año después de haber salido los hijos de Veracruz de la tierra del Edén fidelista, el pueblo entró en un desastre financiero sin precedentes. Para ese entonces los principales del pueblo veracruzano se habían dado a la adoración los dioses de la codicia y de la avaricia; en plena euforia y desenfreno se embriagaron en el derroche y la impunidad. Incluso fueron capaces de comerciar con el maná que les caía del cielo. Eran comunes por las noches las orgias de alcohol y sexo con las edomitas, todo con cargo al erario público.

Fue entonces que Jaa Vier, el profeta cordobés subió al monte Sinaí, para pedir consejo y el “Señor” empezó a llamarlo de la montaña, diciendo: “Esto es lo que has de decir al pueblo y anunciar a los hijos de Veracruz: ‘Ustedes mismos han visto lo que hice a los egipcios, para llevarlos a ustedes sobre alas de águilas y traerlos a mí mismo. Y ahora si ustedes obedecen estrictamente mi voz y verdaderamente guardan mi pacto, entonces ciertamente llegarán a ser mi propiedad especial de entre todos los [demás] pueblos, porque toda la tierra me pertenece a mí. Y ustedes mismos llegarán a ser para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas son las palabras que has de decir a los hijos de Veracruz”.

I.- Se transformará el carácter de organismos descentralizados a desconcentrados a fin de reducir estructuras costos y mejorar sus ingresos estatales.

II.- Se revisará el funcionamiento de las infraestructuras administrativas para evitar duplicidades y eficientar su operación.

III.- Se realizará un control estricto de la dispersión de la nómina en todo el gobierno.

IV.- Se revisarán las compatibilidades laborales para evitar que el personal del servicio público cobre en dos o más lugares.

V.- Las dependencias que están arrendando inmuebles presentarán un programa real de reducción de espacios que nos permita pagar un costo menor de edificios y generar ahorro en rentas.

VI.- Se tomaran las medidas para reducir el número de asesores y el personal de apoyo y guardias adscritos a mandos medios y superiores.

VII.- Sólo se permitirá la contratación de asesoría y estudios públicos que estén plenamente justificados.

VIII.- Se reducirán al mínimo los apoyos otorgados mediante subsidios.

IX.- Se promoverá la celebración de convenios especiales de cooperación para que se depositen las cuotas y aportaciones de los trabajadores al Instituto de Pensiones del Estado.

X.- Se creará una comisión de gasto y financiamiento que se encargará de evaluar y dar seguimiento a este plan de ajuste.

De modo que Jaa Vier bajo del monte Sinaí, con las tablas de la Ley escritas en roca. Dicen los que lo vieron bajar que su rostro estaba iluminado y que de su cabeza despedían rayos. De modo que el profeta Jaa Vier vino y llamó a los principales del pueblo y expuso ante ellos todas estas palabras que el “Señor” le había mandado. Después de eso todo el pueblo respondió unánimemente y dijo: “Todo lo que el ‘Señor’ ha hablado estamos dispuestos a hacerlo”.

Pero los principales, aquellos que se veían afectados en sus intereses, esos que tenían dispuesto chofer para la esposa, para los hijos, para la amante y para los chichifos; esos que en sus fiestas contrataban a Beel Linda y a Ximena Sari Ñana, esos murmuraron con burla y entre dientes: “Pero si aquí no pasa naaaada”, y se dispusieron a la adoración desenfrenada del becerro de oro.

Para ese entonces Jaa Vier había subido al monte Sinaí para comunicar al “Señor” que el pueblo estaba dispuesto a hacer lo que les mandaba. Pero entonces el señor le dijo a Jaa Vier: “Ve, desciende, porque tu pueblo que hiciste subir de la tierra del Edén fidelista ha actuado ruinosamente. Se han desviado apresuradamente del camino en que les he mandado ir. Se han hecho una estatua fundida de un becerro y siguen inclinándose ante ella y haciéndole sacrificios”.

De modo que Jaa Vier bajó y cuando se acercaba al campamento empezó a oír el ruido del pueblo a causa de su gritería, y procedió a decir: “Hay ruido de batalla en el campamento. No es el sonido del canto por poderosa hazaña, y no es el sonido del canto de derrota; es el sonido de otro canto el que estoy oyendo”.

Aconteció, pues, que tan pronto como Jaa Vier se acercó al campamento y pudo ver el becerro y las danzas, empezó a encenderse su cólera, y al instante arrojó de sus manos las tablas y las hizo añicos al pie de la montaña y se unió a la adoración del becerro de oro.

Ahí quedaron las tablas de la Ley, de modo que los principales de Veracruz, igual que la vez anterior, tiraron a loco al profeta y siguieron haciendo su propia voluntad.

 

 

Postdata 1: Pepe Yunes va por la de dos

En una comida que organizara Armando López Contreras, el único que puede reunir a la prensa crítica y a la prensa alineada, se anunció que el senador José Francisco Yunes Zorrila va por la gubernatura de dos años. Ya no queda duda, el senador sabe que sus adversarios, todos engendros de la “fidelidad”, van buscar crearle la circunstancia para que se cumplan las palabras del mesías de Nopaltepec: “Mientras yo viva ningún Yunes será gobernador de Veracruz”. Bien por el senador. Hace falta un buen administrador, un buen hombre en Veracruz que nos haga olvidar a estos nefastos servidores públicos que como guanchas se acabaron lo que tenían y hasta lo que no tenían.

 

Postdata 2: Armida Ramírez, amores perros

Y que va la ex alcaldesa Armida Ramírez a chocarle el auto a su ex Cuauhtémoc Velázquez. Con su camioneta Durango le dio en la madre al último modelo de Cuauhtémoc y al de Luis Sardiñas. ¿Será que el ex no le quiso cooperar para que ella se quitara el tatuaje que se puso en el trasero con el nombre del “águila que cae”?

 

Contacto:

aortiz52@nullhotmail.com