En Reforma, el especialista en temas electorales, Jorge Alcocer, escribe que: “ahora el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), por fin, decidieron sancionar las canalladas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Más vale tarde que nunca. Pero las multas son como quitarle una pluma al Tucán, como lo es la sentencia de la Sala Especializada del TEPJF que lo sanciona con ¡la suspensión de spots de intercampaña en TV!; los de radio seguirán al aire. Parece burla. No lo es. El daño que estos falsos verdes han causado al sistema de partidos, a las instituciones electorales y la democracia es mayúsculo. Lo que procede es cancelar el registro al PVEM, a menos que alguien sostenga, de nuevo, que la ley no vale, que sólo el voto popular tiene el poder para sancionar a un partido canalla”. (sinembargo.com)