En Reforma, el antropólogo y sociólogo Roger Bartra, escribe: “muchos escritores, cineastas y artistas han señalado que los gobernantes mexicanos están sumidos en la locura y la corrupción, que al país se lo lleva la chingada y que habría que quemar a la clase política por ladrona […]. Pareciera que estamos contemplando el retorno de la raza cósmica frustrada, de los hipócritas enmascarados, de los hijos de la Malinche y de todos los personajes que poblaron la imaginería del carácter mexicano impulsada por la cultura nacionalista revolucionaria […]. Dan ganas de convocar a un congreso de mexicanólogos para realizar, una vez más, la disección del mexicano”. (sinembargo.com)