Qué tan mal andamos o hasta qué grado el crimen organizado ha sentado sus reales en nuestra entidad, lo señala la declaración del Fiscal del estado cuando anuncia la detención de una banda de secuestradores que operaba en el sur veracruzano y apunta que desde que está a cargo de la procuración de justicia ya se han detenido 40 bandas delincuenciales. Este número es bastante crecido y, de ser cierto, no revela sino que estamos en un profundo hoyo de inseguridad, pues a pesar de esas detenciones la percepción ciudadana sobre el secuestro y desapariciones forzosas sigue siendo alta.