Multivisión deslindó su participación en Méxicoleaks, la plataforma de filtraciones de noticias anunciada por otros medios en la que se incluye a MVS pero esta cadena publicó un desplegado apartándose de esa intención: “El uso de nuestra marca, sin autorización expresa de sus propietarios, constituye no sólo un agravio y una ofensa, sino un engaño a la sociedad, pues implica un muy lamentable abuso de confianza… Las alianzas estratégicas de MVS Radio las decide la administración de la empresa, no sus conductores y colaboradores. MVS Radio nunca tuvo conocimiento de negociaciones, encuentros o posibles alianzas con iniciativas u organización alguna, por lo que lamentamos y condenamos el uso de nuestra marca” a la vez que avisa que no permitirá que se utilice su infraestructura para fines diferentes de la empresa. Por su parte, Carmen Aristegui se limitó a asegurar que su único compromiso es con la audiencia.