Cualquier neófito en la materia puede advertir que un ajuste a la baja del gasto público repercute directamente sobre la economía, por esta razón los hombres de empresa en la entidad veracruzana están a la expectativa y seguramente preparándose para que el efecto sea del menor daño posible. Respecto del ajuste financiero en el gobierno del estado, no pocos coinciden que en Veracruz llega tarde; algunos como Carlos Stivalet señala tardanza en la eficiencia en el gasto público “pues de debió haber hecho hace por lo menos tres años”. “Pero hay que ser positivos, vamos a ver si todavía podemos rescatar y reactivar la economía veracruzana”; en el mismo sentido declara el ex líder de Coparmex, Augusto Zamora Lara, quien subraya que no es la primera vez de un ajuste financiero al gasto público en Veracruz e hizo referencia a “que hace dos años se anunció la desaparición de 16 organismos del gobierno, y no se dieron a conocer cuáles fueron los ahorros de esas medidas”.