De acuerdo al informe presentado al ayuntamiento de la ciudad de Veracruz los ingresos superaron a los gastos por un millón 300 mil pesos, cifra menor en 200 mil pesos respecto del carnaval de 2014. De cualquier manera es positivo el balance porque si se invirtieron 18. 6 millones de pesos para la organización del carnaval y se obtuvieron 19. 9 millones el saldo es positivo. Más aún si se considera que la derrama económica en el sector de servicios turísticos alcanzó los 200 millones de pesos, según habían declarado desde la secretaría de turismo, salvo prueba en contrario.