En un boletín más que sui génesis se informa que la Secretaría de Finanzas depositó 447 millones de pesos a los municipios que participaron en el “novedoso mecanismo” de la bursatilización. No informa sin embargo que los ayuntamientos que fueron inducidos a entrarle a ese “novedoso mecanismo” en 2008 no recibieron los recursos que harían de Veracruz un estado más moderno. Ese dinero fue retenido por la administración estatal y sólo a cuentagotas ha llegado a los municipios que están ahogados en problemas económicos porque las remesas de participaciones les llegan con mucho desfase de tiempo. Dice el singular boletín: “Los ayuntamientos que forman parte de la Bursatilización continuarán viendo los resultados de este esquema en el corto, mediano y largo plazo, pues es interés del gobierno estatal cumplir oportunamente con los alcaldes para que éstos, a su vez, impulsen el desarrollo de sus municipios”, sobre todo “oportunamente. Para Ripley.