arismundo-440x206

MÉXICO, D.F. (apro).- La noticia sobre el despido de Carmen Aristegui, de dos de sus colaboradores y la renuncia subsecuente de su equipo de colaboradores de MVS Radio traspasó ya las fronteras del país.

Medios internacionales recogieron hoy la noticia. Destacan que el despido de una de las periodistas más independientes del país representa un duro golpe a la libertad de expresión y lo vinculan al escándalo en Los Pinos por la compra de la Casa Blanca.

La BBC de Londres destaca este lunes en su sitio web en español que el despido de Aristegui de Noticias MVS ha generado comentarios sobre el cierre de espacios críticos en los medios del país ante la cercanía de las elecciones intermedias del próximo 7 de junio.

La televisora británica refiere que el despido de la periodista tuvo su origen en el escándalo de la Casa Blanca, cuando su equipo de trabajo se dio a la tarea de investigar el origen de la mansión, valuada en unos siete millones de dólares y descubrió que pertenecía a uno de los principales contratistas del gobierno.

“El caso, conocido como la Casa Blanca de Peña, se convirtió en un escándalo político que afectó la imagen presidencial dentro y fuera de México”, señala el texto de la BBC.

Y destaca que la periodista y su equipo fueron despedidos de MVS Noticias luego de que se dio a conocer su adhesión a la plataforma Méxicoleaks, “un espacio de filtraciones para exponer casos de corrupción”.

La revista Forbes también hizo referencia al despido de Aristegui hecho que calificó como “malas noticias para México” y destacó que desde una perspectiva de negocios, “la decisión es difícil de entender” pues en las últimas décadas Aristegui se ha convertido en una de las periodistas más famosas de México y su programa de radio ha logrado amasar “una enorme cantidad de seguidores”.

Algunos medios españoles también se ocuparon del tema, entre ellos El Paísuno de los más leídos e influyentes.

El rotativo se refirió a Aristegui como “una de las voces más vibrantes e independientes de la radio mexicana”, y destacó que la periodista defendió “en los micrófonos de su espacio su independencia y su intención de seguir con su proyecto periodístico” frente a los comunicados de MVS Radio por su adhesión a Méxicoleaks sin haberlo consultado con la empresa.

La nota firmada por Jan Martínez Ahrens, resalta que “la empresa, lejos de arredrarse por las dimensiones que tomaba el conflicto, dio otra vuelta de tuerca y en los principales medios del país explicó a página entera su postura.

“Luego despidió a Daniel Lizárraga e Irving Huerta, dos señalados periodistas de la unidad de investigaciones especiales que sacó a la luz en noviembre pasado el escándalo presidencial. Y por último, hizo públicas unas directrices de control de la información que aumentaban exponencialmente la supervisión sobre el trabajo de Aristegui y diluían su capacidad de maniobra”.

Y también subraya que la “intervención in extremis del ombudsman de MVS Radio, una figura independiente encarnada por el académico Gabriel Sosa Plata, no sirvió para restablecer el equilibrio”.

El diario El Mundo publica una nota titulada “MVS despide a Carmen Aristegui, la periodista que destapó el escándalo inmobiliario de Peña Nieto”.

Destaca que ha sido “en directo y a través de las ondas […] el enfrentamiento que han mantenido en los últimos días Carmen Aristegui, una de las conductoras más combativas y populares de México, y MVS, la emisora en la que trabajaba y que ha acabado despidiéndola sólo unos días más tarde de anunciar su adhesión al proyecto ‘MéxicoLeaks’ y meses después de que destapara un escándalo inmobiliario que implica al presidente, Enrique Peña Nieto, a su mujer, la actriz Angélica Rivera, y a otros miembros del Ejecutivo”.

De acuerdo con el diario “MVS ha querido distanciarse desde el primer momento de la plataforma y, un día después de que se hiciera pública la adhesión del grupo de Aristegui, emitió un comunicado desvinculándose de ella”, lo que llevó al despido de Daniel Lizárraga e Irving Huerta.

El diario ABC, también da cuenta del despido en una nota titulada: “Despedida la periodista que reveló la millonaria residencia de la esposa de Peña Nieto“.

El texto destaca que “la publicación de la existencia de la llamada ‘Casa Blanca’ de la esposa del presidente, la actriz Angélica Rivera, forzó a ésta a poner en venta los derechos de la casa, que todavía no había terminado de pagar y que aseguró haber comprado con lo que había ganado a través de su trabajo”.

El conductor de Noticiero Univisión, Jorge Ramos, publicó en su cuenta de Twitter: “Lógica mexicana: Descubren conflicto de EPN; su esposa y Videgaray en compra de casas. ¿A quién despiden? A los periodistas que lo descubren”.

Entre otros mensajes, Ramos publicó uno en el que afirma: “Cuando el poder abusa, el periodismo tiene que ser contrapoder #Aristegui”. Y en otro afirma: “Se equivocan quienes creen que Carmen Aristegui y otros periodistas independientes como ella se van a callar @AristeguiOnline Otro México”.

Un despacho de Reuters, una de las agencias de prensa con más presencia en el mundo vinculó el despido con los últimos trabajos de la periodista. En particular destaca la adquisición de la Casa Blanca, “una lujosa casa de un contratista del gobierno que ganó millones de dólares en negocios con el Estado”.

Otra agencia internacional –AP– señala en una nota publicada hoy: “Los defensores de Aristegui hicieron notar que el despido se produce a unos meses después de que los mismos periodistas avergonzaron al presidente Enrique Peña Nieto, al revelar su esposa tenía una casa financiada por un contratista del gobierno”.

Hasta la televisora árabe Al Jazeera hace referencia al tema: “Una influyente periodista de televisión en México, cuyo informe sobre la mansión de la primera dama provocó un escándalo, ha sido despedida, lo que desató la ira de los seguidores que consideran su despido una afrenta a la libertad de expresión”.

Entre los medios estadunidenses, The Financial Times publica: “Carmen Aristegui ha tallado una carrera como la más provocativa periodista de televisión, irrumpiendo con historias acerca de conflicto de interés que involucran casas lujosas y redes de prostitución entre los jefes de partidos. Sus crónicas sobre corrupción en México volvieron su programa matutino en MVS Radio el más popular en México. Pero eso terminó”.

El domingo pasado Los Ángeles Times publicó una nota en la que se refirió así a Carmen Aristegui: “Ella está entre Christiane Amanpour (afamada periodista estadounidense) y un perro con hueso.

“Carmen Aristegui es probablemente la periodista más famosa de México, muy valiente y a menudo molesta. Conduce un programa de radio enormemente popular de cuatro horas y tiene un programa nocturno en el servicio de CNN en español. Y ahora está en problemas. Otra vez”.

Y como casi todos los medios internacionales, vinculó el despido con el escándalo presidencial por la Casa Blanca.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=398606