Acerca de las observaciones fincadas por la Auditoría Superior de la Federación al gobierno veracruzano respecto de la Cuenta Pública 2013, el contralor general asegura que serán cumplidas en el tiempo requerido y que para nada implican que haya habido manejo irregular del recurso público. “Sin embargo, ser un caso complicado no implica que haya habido desvío de recursos, no implica que haya malos manejos; nosotros estamos en tesitura de ir comprobando poco a poco y dentro de los márgenes que nos permite la ley”. Como se recordará, fue el propio titular de la ASF quien señaló a Veracruz como uno de los estados en donde más irregularidades se habían detectado he hizo énfasis en miles de millones de pesos irregularmente aplicados. Pero como ha ocurrido en las cuentas anteriores tal vez todo “se arregle”.