Escribe el doctor Hilario Barcelata: “La pobreza crece. Veracruz en agonía económica y social”; así encabeza su documentado artículo periodístico que, por muy alarmista que pudiera parecer, coincide sin embargo con lo que día a día observamos en la entidad: “En los últimos dos años, el número de personas en pobreza aumentó en 466,946, es decir, un 6% de la población total del estado se convirtió en pobre… Así, Veracruz “ocupa en 2015 el primer lugar entre los estados que tiene el mayor número de familias pobres atendidas con el programa Prospera…” “Esta dramática situación es resultado del colapso de la economía veracruzana donde el Sector industrial decreció -1.6% en 2013 y -3.9% en 2014, destacándose el desastre de la Industria de la Construcción que es una de las actividades de mayor importancia para la economía estatal la cual descendió-3.9 y -15.4% en los mismos años. Por esta razón el empleo estatal ha registrado una caída consecutiva de -0.9% en 2013 y de -1.7 en 2014. Intereses por un monto de 16,136 mdp se han destinado entre 2010-2015 para pagar la deuda. Más claro ni el agua.