Por Raymundo León
23 de marzo de 2015 

El clamor popular es creciente: debe regularizarse el servicio de grúas. Las grúas se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para los automovilistas, unos porque estacionan en lugar prohibido sus vehículos y otros simplemente porque estacionaron su auto y tuvieron la mala suerte de que por el lugar elegido pasara una grúa.

Desde hace ya casi dos años, las flotillas de grúas recorren diariamente las calles de la capital de Veracruz así como de otras ciudades arrastrando vehículos al por mayor hacía el corralón. Sin miramiento alguno arrastran camionetas, automóviles y motocicletas. La consigna es clara: cubrir una cuota económica diaria entre el arrastre y la multa.

Y es aquí donde empieza el problema. Mientras que la multa equivale a un salario mínimo el arrastre la supera 10 o más veces. En tanto los recursos de la multa ingresan a las arcas del estado, los del arrastre son para el concesionario. He ahí la razón de la esquizofrenia por arrastrar el mayor número de vehículos en un día, porque es un negocio redondo sin límite.

Por ello, el diputado local Jesús Alberto Velázquez Flores analiza ya la posibilidad de promover una acción jurídica ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que ésta obligue a las comisiones legislativas respectivas a dictaminar, entre otras, la iniciativa que presentó para regular el servicio de grúas.

Entre las citadas comisiones está la de Tránsito, Transporte y Vialidad, que preside Adolfo Ramírez Arana. Como se recordará, en diciembre de 2013, recibió la iniciativa de reforma a la Ley de Tránsito y Transporte que tiene la finalidad de regular el servicio de grúas, pero hasta el momento el diputado que encabeza la comisión no ha convocado a sesiones de trabajo. Y no lo ha hecho porque se presume que los concesionarios del servicio de grúas son funcionarios o representantes populares o particulares que tienen la protección de funcionarios y representantes populares.

Afirma el legislador: “Sabemos que si (jurídicamente) los obligamos a dictaminar, la iniciativa presentada hace más de un año tendrá un fin negativo; es obvio, pero lo que ganamos es desenmascarar a todos esos diputados que nada más vienen a cobrar un salario y no vienen a trabajar por Veracruz; también le podremos decir a la ciudadanía: “aquí está el diputado que elegiste, que no quiere dictaminar un tema que lesiona la economía de los veracruzanos de algunos municipios”. Una de las figuras jurídicas podría ser un juicio de amparo, porque se violenta una disposición legal, ya que las comisiones legislativas tienen un plazo específico para dictaminar las iniciativas que reciben e incluso, también tienen el derecho de presentar prórrogas por algunos días, pero lamentablemente esos días se convierten en años”.

La iniciativa presentada por el diputado Jesús Alberto Velázquez Flores busca, entre otros beneficios para los veracruzanos, establecer una cuota fija de arrastre que no sea mayor a la infracción cometida por estacionarse en lugar prohibido, que en las grúas se instalen cámaras de video y que cuando se pretenda arrastrar un vehículo esté presente un agente de tránsito. También que se termine con el sistema de concesiones y que el gobierno sea quien directamente otorgue el servicio de grúas con la finalidad de que el total de los ingresos sean para el propio estado.

 

Uno de los más eficientes

 

Uno de los más eficientes funcionarios que tiene el ayuntamiento de Xalapa es Jacob Zayas, director de la Juventud.

Desde fines del año pasado se propuso que los jóvenes tuvieran espacios radiofónicos y logró dos: en Imagen 93.7 Capital Joven y en una de las estaciones del empresario radiofónico Daniel Ferráez Centeno. Gracias a ello, hay un mayor número de jóvenes que se sienten atendidos y orientarlos en temas que tienen que ver con la juventud.

Además, logró equipar con computadoras un espacio en la Dirección de Juventud. El espacio se llama Espacio Poder Joven y pretende convertirse en un lugar en el cual los jóvenes puedan hacer uso de computadoras y hacer impresiones de forma totalmente gratuita como resultado de una gestión realizada por el alcalde de Xalapa a nivel federal.

Así pues, Jacob Zayas se ha convertido en uno de los más activos y fructíferos funcionarios municipales. Muchos jóvenes lo reconocen, lo respetan y lo admiran. Poco a poco y en silencio va dando resultados y aunque rechaza las frases lisonjeras es justo decir que hace su trabajo con seriedad y efectividad.

 

El rostro de la ineficacia

 

Se vio mal que el sábado, Julián Loyo Helo, increíblemente subsecretario de la Juventud aún, se apareciera en un acto dedicado a los jóvenes para el cual, se sabe, nada hizo.

Julián Loyo anda, otra vez, buscando reflectores ahora que todo el mundo sabe que de un momento a otro podría ser cesado de la Subsecretaría de la Juventud debido a su ineficacia, a su poca atención por los asuntos de los jóvenes, pero sobre todo por no saber escuchar a quienes lo han buscado una y otra vez para solicitar alguno de los apoyos que otorga la dependencia gubernamental.

Loyo Helo no ha sabido granjearse la voluntad de los jóvenes y tampoco de los comunicadores, quienes lo ven y ni lo toman en cuenta ya para entrevistas.

En cambio hay otro joven por ahí que tiene un buen proyecto y que en cualquier momento podría desplazar al actual subsecretario de la Juventud y darle luz a la dependencia que se ha sumergido en la total ineficacia.

 

Contacto: desdelaesquina@nullhotmail.com