1166891

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de marzo.- Las autoridades policiales federales consideran que la captura de Omar Treviño el “Z-42”líder de Los Zetas, deja “profundamente debilitada” a esta organización criminal, al grado de que puede ocurrir su desarticulación y, eventualmente, sudesaparición.

Y es que, explicó Monte Alejandro Rubidocomisionado nacional de Seguridad, en entrevista telefónica con Adela Micha, no había en la organización delictiva un segundo personaje en la estructura de mando, por lo que no tienen identificado al sucesor del “Z-42”; no es claro, pues, quién pueda sustituirlo, dijo.

En la conversación para Grupo Imagen Multimedia, el responsable de laPolicía Federal dio detalles de la detención de Óscar Omar Treviño.

Reconoció que la posibilidad de un repunte de violencia está latente, “pero si se llegara a dar sería focalizada en donde grupúsculos se disputen el poder”, dentro de la organización, “no impactando a la ciudadanía”

Mencionó que detrás de la captura hay un trabajo de inteligencia que llevó a siete años de búsqueda, justo en el inicio de la época en la que comienzan a ocurrir las decapitaciones ydescuartizaciones, perpetradas inicialmente porLos Zetas.

Reveló que la detención, en la que participaron todas las instancias que forman parte delGabinete de Seguridad Nacional lideradas por procedimiento por el Ejército, fue posible gracias a que las autoridades ubicaron a Carlos Arturo Jiménez Encinas, persona que se encargaba de las finanzas del grupo delincuencial y quien también fue detenido este miércoles.

Rubido García explicó que esta persona visitaba, en la casa de la colonia Fuentes del Valle, en San Pedro Garza García, Nuevo León, a alguien que tenía fisonomía con características que correspondían a Omar Treviño, lo que fue posteriormente confirmado.

Mencionó que el “Z-42” se movía en una amplia zona, que comprendía municipios de los estados de Nuevo León y Coahuila.

El funcionario federal señaló que cuando se detiene a un líder de alguna organización criminal siempre ese grupo sufre una merma importante, porque el sistema de confianza con que actúan internamente recae en eseliderazgo.

“Cuando el líder es detenido, se afecta a la estructura delincuencial”, que en este caso está “seriamente mellada en sus capacidades de operación”, dijo.

Reconoció que la posibilidad de un repunte de violencia está latente, “pero si se llegara a dar sería focalizada en donde grupúsculos se disputen el poder”, dentro de la organización, “no impactando a la ciudadanía”.

 

Sobre cómo queda la organización y si es posible prever quién va a encabezarla, el titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) admitió que “no, no tenemos elementos para ello, porque estas organizaciones tienen liderazgos verticales (…) En este caso no hay segunda persona que ocupe esa segunda posición de mando dentro de la estructura”.

Dijo tener inferencias, pero no es claro quién pueda asumir el liderazgo de la organización delictiva de Los Zetas.

Sin embargo, aseguró que la captura de Omar Treviño va a contribuir a despresurizar la situación en Tamaulipas, aunque advirtió que se trata de un estado con características muy particulares, dado que es la única entidad con 5 aeropuertos, 2 puertos y 17 cruces fronterizos con Estados Unidos.

Destacó que con la aprehensión de Omar Treviño ya son 11 objetivos neutralizados, de los 14 que se establecieron, en el marco del operativo federal especial para Tamaulipas.

Sin embargo, aceptó a título personal que “Guerrero y Tamaulipas son los que más me preocupan”.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/03/05/1011750