f5e45b3f3eb04fd5a53b984a54c2ed8d_620x350

México.- Este jueves, se cumplen 6 meses del ataque a normalistas de Ayotzinapa, que dejó 6 muertos, 17 heridos y 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero.

El caso conmocionó e indignó a la sociedad mexicana y le despertó un malestar contra las autoridades de los tres niveles de Gobierno, lo que dejó sentir en las manifestaciones. 

Pero la tragedia también alcanzó niveles internacionales con diversas voces que dieron eco al asunto y exigiendo justicia. 

Por ejemplo, el Comité contra las Desapariciones Forzadas de la Organización de las Naciones Unidas(ONU) vio al caso Iguala como emblemático de la situación en el país. 

“El grave caso de los 43 estudiantes sometidos a desaparición forzada en septiembre de 2014 en el estado de Guerrero ilustra los graves desafíos que enfrenta México en materia de prevención, investigación y sanción de las desapariciones forzadas y búsqueda de las personas desaparecidas”, apuntó el pasado 13 de febrero. 

Por supuesto, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) tomo el caso para darle seguimiento. 

Un grupo de expertos independientes designados por dicho organismo pidió al Gobierno mexicano no cerrar la investigación, y darle el trato de una desaparición forzada, así como mantener la búsqueda de los normalistas. 

Así se pronunció Ángela Buitrago, integrante de dicho panel el pasado jueves: “El proceso sigue, y mientras el proceso siga no hay absolutamente ninguna decisión, así lo entiendo por la misma Procuraduría, de aceptar como única una versión. Las hipótesis están sobre la mesa, las hipótesis se están verificando, y el grupo lo que pretende es llegar con mayor certeza en un momento dado a emitir una opinión o una conclusión”. 

La organización Amnistía Internacional también se pronunció al respecto. 

Para la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, el caso de los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” cambió la imagen de México en el exterior. 

En tanto, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW) vio el caso como una regresión para México, y afirmó que se trata de una situación de violaciones a los derechos humanos sin parecido en la región en las últimas décadas. 

Calificó de “pobre y lamentable” la reacción de las autoridades. 

Es de resaltarse que el Parlamento Europeo también se pronunció sobre el caso Iguala: Los eurodiputados recibieron en febrero a padres y madres de los normalistas desaparecidos. 

Al respecto, el español Javier Couso (Izquierda Unida) lanzó una condena porque el bloque no se involucre más en reclamar una investigación al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. 

Sin duda, la voz del Papa Francisco también dio notoriedad a nivel mundial al caso Iguala cuando en octubre pasado pidió a los católicos rezar por el pueblo mexicano. 

“Quisiera hoy elevar una oración y traer cerca de nuestro corazón al pueblo mexicano, que sufre por la desaparición de sus estudiantes y por tantos problemas parecidos. Que nuestro corazón de hermanos esté cerca de ellos orando en este momento”, expresó el pontífice en español, durante su audiencia general desde El Vaticano.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://goo.gl/LjJkvr