“Un trabajador de nombre Ernesto, que dicen es su cuñado y que tiene su oficina junto a la de Montalvo (Director de Espacios Educativos), a este personaje se le tiene que decir a qué vamos, te recibe tu solicitud de audiencia y después te atiende”, asegura el presidente de la Asociación de Constructores del Estado de Veracruz, Rafael Núñez Landa, al manifestar su molestia porque el titular no recibe sin antes hacer que pasen por aquella aduana. Con “Ernesto” se tratan temas “escabrosos”, dice Núñez Landa sugiriendo “moches” como, según dice, se comenta entre los constructores. El señalamiento es serio, y si hubiera voluntad de transparentar las acciones de gobierno de inmediato se iniciaría un proceso de investigación sobre este asunto; aunque mucho se duda que se vaya a proceder en ese sentido porque en la opacidad todo puede ocurrir, hasta que en vez de investigar a Montalvo se investigue a Núñez.