El obispo de la ciudad de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, pide a las autoridades estatales y municipales mayor lucha contra la impunidad y atender el problema de la inseguridad porque la violencia hace víctima a la sociedad. Dijo que ante ese clima de inseguridad han tenido que cambiar el horario de las misas por el temor de la gente a salir de noche pues “persiste el problema de los robos con violencia y asesinatos en lugares públicos…”.