El diputado Francisco Garrido, presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, señala que llamarán al titular del Orfis para que les explique lo que ocurre en el fideicomiso del 2% a la nómina al que se imputa de no rendir cuentas claras debido a que el gobierno del estado mantiene un fuerte adeudo y no se ha informado nada sobre esa deuda. Es que, en efecto, el Orfis no ha detectado ninguna irregularidad en sus auditorías, sin embargo empresarios han manifestado que existe un serio retraso en los suministros que debe hacer el gobierno al fideicomiso. Allí sí, ni modo que los empresarios no sepan de qué se trata. A ver si es verdad que citan a Portilla para que aclare.