Tal parece que bastaba un pretexto para que la empresa MVS procediera contra Carmen Aristegui y su equipo de colaboradores. El motivo fue el anuncio que se hizo en el sentido que MVS participaría en la formación de la plataforma informativa “Méxicoleaks”, a lo que la empresa reaccionó de inmediato acusando a Aristegui, su reportera estrella, de “abuso de confianza” e insistiendo en que MVS no participa en la mencionada plataforma. A continuación, esta empresa procedió a despedir a reporteros del equipo de Carmen Aristegui que, según la nota, son los responsables de la investigación que se hizo sobre la Casa Blanca y del asunto de Cuauhtémoc Gutiérrez, ex líder del PRI en el DF acusado de fomentar la prostitución con dinero público. Mientras, Aristegui se limita a declarar: “Seguimos haciendo nuestro trabajo. Si alguien quiere crear un pleito artificial aquí no cuenten con nosotros, nosotros apostamos porque este espacio se mantenga abierto, libre, independiente y haciendo periodismo para la audiencia”; y sobre Méxicoleaks: “este tema, evidentemente, tendrá que esclarecerse en algún momento. Nosotros seguimos con las preguntas abiertas ya formuladas y haciendo nuestro trabajo esta mañana”. “Este espacio está con la apuesta de mantenerse trabajando mañana tras mañana”. El desenlace no está lejos.