El debate acerca de la celebración del juego de la Selección Mexicana contra su similar de Brasil, que se llevará a cabo precisamente el 7 de junio día de la jornada electoral en México pudiera tener un enfoque oficioso; sin embargo, en el fondo guarda detalles que confluyen con el propósito de desalentar la participación ciudadana en asuntos electorales, ya de por sí bastante inhibida. ¿A qué partido favorece el abstencionismo electoral en las circunstancias actuales? La respuesta indirecta se encuentra en los bajos índices de aceptación que tiene el presidente Peña Nieto y por lo mismo se infiere que eso repercutirá en una votación adversa al PRI. Sin embargo, existe un factor de importancia: la pulverización del voto debido a que nueve partidos estarán en las boletas (son en realidad diez, pero el Verde se suma al PRI) y de esa manera los votos opositores al tricolor se repartirán en diferentes direcciones, mientras que los del PRI forman un voto duro, consistente y contable. Salvo que un cataclismo jurídico quitará su registro al Verde, este partido le aportará al PRI los votos para salvar muchos distritos.