10432094_986885634673201_2251619456361565028_n

Seis jóvenes originarios de San Luis Potosí recorren el país en bicicleta para entregar a los congresos de cada estado un documento que exige se deje de criminalizar a los “chavos banda” y a la juventud de los barrios populares de México.

Los jóvenes integrantes de la asociación civilMovimiento Juvenil Popular acumulan más de 1800 kilómetros pasando por ciudades de San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y el Distrito Federal, pero el objetivo, aseguran, es visitar todos los estados del país.

El recorrido llamado Un Grito de Existencia partió el pasado viernes 6 de febrero de San Luis Potosí y surge con el propósito de visibilizar a este grupo de jóvenes, quienes denuncian discriminación por su ropa, sus tatuajes, por la zona en donde viven y por la violencia que se ha apoderado de los barrios donde crecieron y trabajan.

“Queremos concientizar a la sociedad, que nos dejen de ver como delincuentes. Concientizar a la misma banda, mostrarles que hay otro camino y no andar delinquiendo. Queremos que las autoridades sepan de nuestra existencia” asegura Pedro César Carrizales Becerra, presidente del Movimiento Juvenil Popular.

Pedro, de 34 años, asume que tiene la apariencia del “típico” chavo banda – Me ven tatuado y creen que uno es delincuente. Cuando me detuvieron incluso me acusaron de ser Mara – dice el fundador del movimiento luego de que en la ciudad de León, Guanajuato el pasado 7 de marzo, fuera agredido y amenazado por policías municipales, quienes le advirtieron que no debía regresar

Los jóvenes acampan a mitad de la carretera o en la ciudad, los alimentos los consiguen gracias a donativos de vecinos y grupos juveniles del estado de San Luis Potosí. Calculan que 600 bandas de jóvenes han mostrado su apoyo en ciudades como Matehuala, Monterrey, Saltillo y León.

Todo el viaje está siendo documentado por el fotógrafo francés Jean Félix Fayolle,quien ha trabajado el tema de pandillas en México, El Salvador y Filipinas.

Integrantes del movimiento entregaron su pliego petitorio a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y harán lo mismo en el Senado de la República, donde esperan entrevistarse con el perredista Miguel Barbosa, presidente de la Mesa Directiva del Senado.

La lista de exigencias: 

  • Diseño, implementación y monitoreo de políticas públicas con perspectiva de derechos humanos hacia la población juvenil.
  • Que dicha perspectiva en políticas públicas esté presente en todas las instancias gubernamentales
  • Fomentar y fortalecer la participación de las personas jóvenes en todos los temas que puedan incidir.
  • Destinar recursos para satisfacer las necesidades primarias de las personas jóvenes.
  • Crear y mantener espacios culturales y deportivos con la participación juvenil
  • Conocer y respetar las expresiones juveniles , eliminando actos de discriminación y criminalización contra ellas, en específico de Chavos y Chavas Banda (quienes vistan ropa holgada, tengan tatuajes, rapados, rastas o cortes fuera de lo común y que se reúnan en espacios públicos.
  • Diseñar, implementar y monitorear campañas de sensibilización sobre discriminación a jóvenes con el apoyo de medios de comunicación.

Ante la posible indiferencia de los legisladores y autoridades, Pedro Carrizales asegura “si en 15 días no nos dan respuesta, vendremos con bandas de todos los estado del país”.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.animalpolitico.com/2015/03/un-grito-de-existencia-chavos-banda-recorren-mexico-en-bici-contra-la-criminalizacion/